Noche salteña



El Jockey Club celebró ayer la Noche Salteña, luego de firmar un convenio con el Club 20 de febrero de esa linda ciudad. De esta manera se concretó el mutuo reconocimiento de una enorme similitud y familiaridad entre ambas entidades.
Los dos clubes son defensores de los valores tradicionales y tienen una idéntica situación social. De hecho, muchos salteños que viven en Buenos Aires son socios de ambos clubes, y viceversa.
Creo que es la primera vez que veo toda la planta baja de Alvear con mesas en todos los salones; más aún, unas 200 personas quedaron en lista de espera. Esto demuestra que la institución club no está perimida, sino que exige ser repotenciada.
El acto fue sencillo: hablaron los dos presidentes, el porteño Miguel Crotto Sojo y el norteño Ignacio Frías García Pinto, y cantó Facundo Saravia, el joven Chalchalero. Tuve el privilegio de sentarme en una de las mesas vecinas a la que ocupaban los Saravia, con la honorable presencia del legendario Juan Carlos, padre del cantor de la noche.
En las mesas, el Jockey homenajeó a los salteños con la reedición de la publicación de la conferencia que dictó el poeta Juan Carlos Dávalos en la vieja sede de Florida, el 6 de agosto de 1921, y que lo terminara de lanzar al estrellato. La belleza y profundidad de ese texto está tan vigente como entonces, a casi un siglo de pronunciada. Los hombres de Güemes donaron un Cristo del Milagro, tan lindo y radiante como el espíritu que reinaba en el salón Comedor.
Además de haber disfrutado de pasar el rato con amigos y parientes y de haber degustado un maravilloso menú, para mí fue una gran satisfacción ya que empujé este convenio desde que logramos un equipo que los representara en el Torneo de Fútbol 25 de Mayo, en mis tiempos de presidente del Campo de Deportes, allá por 2015/16.+)

No hay comentarios:

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...