Algunas pautas mediáticas



La semana pasada estuve invitado a la Fundación Nuevas Generaciones para dar el módulo de Comunicación a los estudiantes de un ciclo de formación de jóvenes políticos.
Como es habitual, hice foco en la necesidad de comprender el fenómeno de la comunicación, que a mi juicio empieza por el conocimiento pleno del emisor, del receptor, y del contexto; de la necesidad de que los mensajes sean claros, sencillos y directos y de la comprensión de la contaminación que puede producir la vehiculización de de los mismos a través de los medios, por lo que deben elegirse con especial cuidado para no desvirtuar su significado. No obstante, el foco pasa por la estrategia de comunicación, cuya elaboración merece un párrafo aparte.
Pero lo que quisiera volcar aquí son algunas pautas para el manejo de los medios:
+ Antes de hablar, hay que tener definido un discurso; en lo posible, plenamente redactado.
+ Considerar las preguntas posibles y las correspondientes mejores respuestas, también por escrito.
+ Pero que hay que evitar repetir de memoria; la expresión debe ser libre, de modo de transmitir espontaneidad, naturalidad.
+ Evitar siempre los lugares comunes y la corrección política, que no comunican nada.
+ Revisar nuestro lenguaje no verbal: posturas, caras, vestuario y nuestra ubicación en el escenario.
+ Mantener una actitud proactiva y transparente; evitar las negaciones ni las reacciones negativas.
+ Evitar volver atrás para aclarar. La aclaración suele oscurecer, por el sólo hecho de necesitarla.
+ Hablar en títulos para evitar la descontextualización.
+ Salvo que se trate de profesionales de la prensa, evitar el off the record, aún en off the record.
+ Ajustar las respuestas a la pregunta y no abundar ni ir más allá, excepto cuando lo que nos preguntan no nos conviene, no nos favorece o no nos interesa; en tal caso, priorizar lo que queremos comunicar y buscar la forma de desplazar la respuesta hacia ese campo.
+ Estar confiado en sí mismo, pero evitar cancherear, como Caballero en el Mundial.

No hay comentarios:

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...