Un político consutor, o viceversa

En esta serie de #Perfiles le tocó a mi primo Fernando, un político de raza devenido en consultor.
Fernando Wenceslao Maurette nació el 28 de septiembre de 1953. Es hijo de Luis, que fue comando de la Revolución Libertadora, y de Teresa Anchorena, que luego de separado de Luis casó con Roberto Galán, quien lo interesó en el peronismo.
El bisnieto del presidente José Evaristo Uriburu y pariente de Alfredo Palacios, que solía visitar su casa de la calle Castex (actual Museo Metropolitano) militaba en la JP cuando llegó el Proceso de Reorganización Nacional y un amigo de su abuela le recomendó que se fuera del país porque aparentemente figuraba en alguna lista de exetreminio.
Tuvo que abandonar Antropología y emigró a España. A su regreso, en 1982, emprendió un negocio de imprenta y retomó la militancia partidaria en Capital. Montó una unidad básica en la calle Tucumán, en el Once, y desde ayer organizó con otros dirigentes la línea Libertadores de América, con otras jovenes agrupaciones lideradas por Patricia Bullrich, Javier Mouriño, Claudia Bello, Eduardo Rollano y Eduardo Vaca, entre otros, detrás de la figura de Carlos Ruckauf.
Desde allí llegó al gobierno de la ciudad con el triunfo de la Renovación, en 1987, como director del Banco Ciudad. Militó con Carlos Menem en la interna partidaria. Fue viceministro de Interior de Carlos Ruckauf y fue el responsable del reclutamiento de Julián Domínguez como secretario de Juventud. Fue presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de la Nación en donde, además de reclutar a Fulvio Pompeo, logró el acuerdo de los Hielos Continentales con Chile y emprendió una exitosa gestión parlamentaria de paz con Gran Bretaña. Luego, fue presidente de la Fundación Banco Provincia, vicecanciller durante una semana para desembarcar en la Secretaría de Asuntos Militares con Duhalde presidente.
A partir de allí abandonó la política para montar con su hermano y otros dos socios una bodega y dos proyectos hoteleros, Tukma, Huacalera y Altalaluna, respectivamente.
Recientemente se asoció con el Grupo Sentidos, de comunicación, para ofrecer servicios de consultoría política. Justamente esto es lo que hace que tenga un espacio en este blog profesional.+

No hay comentarios:

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...