¡Adiós, JASE!

Su aspecto era el de un pequeño vikingo
Con el advenimiento democrático de los ochenta, José Antonio Sanchez Elía supo ser la esperanza política de un alto sector de la sociedad. Hijo de un destacado dirigente conservador popular, presidió la juventud del Partido Federalista de Centro, que presidía Emilio “Coco” Hardoy y que integraba la Fuerza Federalista Popular (FuFePo). Luego con un grupo de jóvenes empresarios fundó y lideró la Fundación Para el Progreso en Libertad (FUPPEL), que tuvo un destacado desempeño en los albores de los think tanks en política. Desde allí produjo el programa de televisión Esta Semana, que juntó a Daniel Hadad y a Marcelo Longobardi para competir con Tiempo Nuevo, de Bernardo Neustadt y Mariano Grondona; participó activamente de la campaña senatorial de María Julia Alsogaray, y desarrolló una red generacional federal de políticos de centro.
Tuve el honor de dirigir FUPPEL bajo su comando en 1991/92 y desembarcar, desde allí en la Comisión Nacional de las Telecomunicaciones (CNT).
Era abogado (UCA), había hecho el Programa de Alta Dirección (PAD) del IAE y fue becario de la Jefferson Foundation. Se inició en SEPRA, la constructora de su familia, en donde lo conocí en nuestros primeros floreos en la política. Iba a verlo a su oficina en Cerrito y Arenales. Luego tuvo su propio estudio, en el mismo lugar en donde funcionaba FUPPEL. Todavía me acuerdo del almuerzo en el que él y Alejandro Zaia me ofrecieron reemplazar a éste último en la dirección ejecutiva de la fundación. Yo era periodista en el diario La Nación.
Fue vicepresidente de la CNT (actual Enacom) entre 1990 y el 93, en donde tuvo la responsabilidad de poner el primer satélite argentino, el NahuelSat, en órbita, de lo que estaba muy orgulloso. Puso un estudio con Federico Pinedo hasta que asumió como presidente y CEO de Tesacom, empresa en la que se desempeñaba hasta la actualidad.
Había liderado los equipos de telecomunicaciones de la Fundación Pensar. Según trascendió en su momento, había declinado ocupar la Secretaría de Comunicaciones al asumir el presidente Mauricio Macri. Era partidario de crear el Ministerio que finalmente ocupó Oscar Aguad.
Era una persona muy conocida y ampliamente e intensamente querido. No se podía ser indiferente con él. Tenía muchas inquietudes intelectuales y, al mismo tiempo, era muy sensible. Tuvo una extensa participación en proyectos de la más variada índole, pero mayoritariamente política o empresarial.
Nunca supe porqué, pero en su juventud se lo conocía como"El Conde". Tal vez por su frondosa prosapia familiar.  Era descendiente de Cornelio Saavedra y pariente de Carlos Saavedra Lamas, de lo que estaba muy orgulloso, dado su confeso amor por su Patria.
Su temprana e inesperada partida fue profundamente sentida por mucha gente, tal como se puede verificar en las redes sociales. Tenía 57 años y estaba casado con Siobhane Dumas, tuvo cuatro hijos Zemira, José, Ramón y Antonio.
Somos muchos los que te vamos a extrañar, José. Muchos, a los que nos marcaste en algún momento de la vida.+

No hay comentarios:

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...