Esmerilado


Por recomendación de Guille Marcó me sumergí en las primeras tres temporadas -las  únicas disponibles- de Black Mirror, una serie futurista que se emite por Netflix.
Fantásticamente encarnados en situaciones de gente común, la serie permite comprender el alcance que algunos avances tecnológicos pueden producir en la vida humana. Pero agregan a la confusión actual innumerables interrogantes relacionados con el ser trasendente del hombre.
Es como un escaparate para otear novedades que se presentan delante de un vidrio esmerilado, que sugiere formas oscuras que se ocultan más allá de las luces de la vidriera.+

No hay comentarios:

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...