Ir al contenido principal

¡Adiós, Profesor!

 El Club Gente de Prensa y La Nación informan hoy que el profesor Enrique Mario Mayochi volvió a la Casa del Padre.
Mayochi fue quien me hizo la entrevista de ingreso al diario, en 1987.
Yo sospechaba que, además de cierta recomendación del presidente del directorio, Enrique Luis Drago Mitre, Mayochi había valorado como antecedente en mi currículum haber colaborado con la revista Esquiú, un magazine católico de difusión relativamente masiva.
Era un hombre orgullosamente chapado a la antigüa y dueño de una altisima discreción, así que aproveché una noche que terminábamos la guardia y él se ofreció a dejarme en casa de camino a la suya, en Belgrano, para abordar esa tema:
- Profesor, ¿puedo hacerle una pregunta? -el respeto que merecía era tal que, zarpado como soy, no me animé a hacérsela de una.
- Usted puede hacer las preguntas que quiera... -dijo con su estilo habitual.
Le pregunté, de alguna manera, de mi inquietud, y él completó la frase que había dejado incompleta:
- Usted puede preguntar lo que quiera, que yo...
- ... puede responder lo que quiere, claro.
El tema quedó ahí y pasamos a abordar otras cuestiones que solíamos compartir, de intereses históricos o políticos.
El profesor Mayochi era una persona de formas muy especiales, pero de naturaleza noble; era sólido y previsible. Una gran persona, de esas que honran el nombre de este blog: Hecho y Derecho.+
cid:005001cc7159$1f60d710$0200a8c0@sec
CLUB GENTE DE PRENSA
 Estimados socios :

Imágenes integradas 2
                             Les comunicamos el fallecimiento de Enrique Mario Mayochi, periodista, docente e historiador, que fue presidente del Club Gente de Prensa. 

                             No queremos demorar la transmisión de la noticia, por lo cual nos hacemos eco de la información preparada por la profesora Ana Woites de Di Santo, encargada de noticias internacionales en la agencia AICA y ex secretaria de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina, que Mayochi también presidió. 
                             
                             Retirado del ejercicio profesional activo del periodismo, aunque siempre vinculado a actividades culturales, quizá una de las últimas veces que Mayochiestuvo en un acto del Club haya sido cuando en 2003, en un acto realizado en el auditorio Santa Cecilia de la Universidad Católica Argentina (UCA), recibieron plaquetas de agradecimiento los ex presidentes del Club al cumplir 40 años la entidad fundada el 13 de diciembre de 1963.

                             Estuvieron entonces Juan Esteban EzcurraMiguel WoitesJosé Ignacio LópezPedro Siwak y el mismo Mayochi. Ese mismo año, pero unos meses antes, había fallecido otro ex presidente, Juan Gabriel Burnet Merlin

                             Encomendamos a Enrique a la misericordia de Dios, en Quien creyó, a Quien procuró servir con entusiasmo y sólida doctrina desde sus años juveniles, cuando se inició en el periodismo en la publicación  Antorcha, de los jóvenes de la Acción Católica, rama de la que fue activo integrante. Luego trabajó en el diario católico El Pueblo, y durante más de tres décadas en el diario La Nación, donde fue jefe del archivo y dirigió la sección Educación. Fue secretario de la Academia Nacional de Periodismo. 

                              No habrá velatorio. El entierro será mañana, sábado 17, a las 11, en el cementerio Parque Memorial, en Pilar.  

Club Gente de Prensa
Buenos Aires, 16 de diciembre de 2016

Falleció el historiador y periodista Enrique Mario Mayochi
Viernes 16 Dic 2016 | 12:15 pm

Buenos Aires (AICA): En la madrugada de este viernes 16 de diciembre, falleció en la ciudad de Buenos Aires, a la edad de 88 años, el eminente historiador y periodista Enrique Mario Mayochi. El profesor Mayochi, nació en Buenos el 29 de junio de 1928 y desarrolló una prolífica actividad docente, periodística y literaria. Trabajó durante 35 años en el diario La Nación, donde llegó a ocupar el cargo de prosecretario de Redacción. Un católico cabal que dio siempre testimonio de su fe y servicio a la Iglesia, desde sus años como dirigente de la Acción Católica, como presidente la Junta de Historia Eclesiástica Argentina y del Club Gente de Prensa y en tantos otros ámbitos que se enriquecieron con su erudición e hidalguía. Las exequias del profesor Mayochi serán el sábado 17 de diciembre a las 11 en el Parque Memorial, en Pilar, provincia de Buenos Aires. La redacción de AICA le rinde homenaje y despide a un amigo.

------------------    
En la madrugada de este viernes 16 de diciembre, falleció en la ciudad de Buenos Aires, a la edad de 88 años, el eminente historiador y periodista Enrique Mario Mayochi. El profesor Mayochi, nació en Buenos el 29 de junio de 1928 y desarrolló una prolífica actividad docente, periodística y literaria. Trabajó durante 35 años en el diario La Nación, donde llegó a ocupar el cargo de prosecretario de Redacción.

Un católico cabal que dio siempre testimonio de su fe y servicio a la Iglesia, desde sus años como dirigente de la Acción Católica, como presidente la Junta de Historia Eclesiástica Argentina y del Club Gente de Prensa y en tantos otros ámbitos que se enriquecieron con su erudición e hidalguía.

Las exequias del profesor Mayochi serán el sábado 17 de diciembre a las 11 en el Parque Memorial, en Pilar, provincia de Buenos Aires. La redacción de Aica le rinde homenaje y despide a un amigo.

Prof. Enrique M. Mayochi 
Nació en Buenos Aires el 29 de junio de 1928 y pasó su infancia y adolescencia en Palermo, donde cursó sus estudios primarios. Posteriormente ingresó al Colegio Mariano Acosta, donde obtuvo el diploma de maestro normal nacional. Luego se graduó como profesor en Letras e Historia y en el ámbito universitario con el título de procurador.

Su primera actividad docente la ejerció en una escuela primaria del barrio de Chacarita. Tiempo después pasó a la enseñanza secundaria en la Escuela de Comercio Nº 8 Patricias Argentinas. Allí Mayochi fue profesor y más tarde, por concurso, accedió al cargo de director de la escuela comercial. En ese centro educacional permaneció por espacio de 18 años. Al mismo tiempo desarrolló actividades educativas en el curso preparatorio de la Universidad Católica Argentina, como profesor de Historia Argentina, tarea que asimismo desempeñó en el colegio Guadalupe de Buenos Aires.

Miembro de número de las Academias Nacional de Periodismo, de Historia de la Ciudad de Buenos Aires (que contribuyó a fundar y presidió), Sanmartiniana, de Ciencias y Artes de San Isidro (provincia de Buenos Aires), de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina (que presidió y cuya revista Archivum dirigió); de los institutos nacionales Belgraniano, Browniano y Argentino de Estudios Artiguistas.

Fue cofundador y presidente de la Junta de Estudios Históricos del barrio porteño de Belgrano.

Autor de numerosos libros y artículos, entre otros Presencia de José Hernández en el periodismo argentino, El Libertador San Martín, Los congresistas de Tucumán, El barrio de Belgrano (1855-1998), y Manuel Dorrego legislador federal. Publicó sendas monografías sobre El periodismo de la Revolución de Mayo, El periodismo del Centenario de 1910, Pellegrini periodista y El periodismo en la presidencia de Alvear.

Entre otras distinciones recibió los premios Carlos Saavedra Lamas, de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales, y República Argentina, de la Academia Nacional de la Historia; Congreso de Tucumán de la Comisión Nacional del Sesquicentenario de la Independencia; Historiador Porteño 1996; Laurel de Plata a la personalidad del año 1999, del Rotary Club de Buenos Aires, y Manuel Belgrano 1992 a la Ética y Consagración del Periodismo.+
(Ana Woites de Di Santo).

Daniel Balmaceda lo despidió con un necrológica hoy en LaNación.com:

¡Adiós, don Enrique!
Enrique Mario Mayochi, maestro, periodista, historiador, se fue en la madrugada. Tenía 88 años. Consagró su vida al conocimiento de nuestra historia, sabio divulgador de las vidas de José de San Martín y Manuel Belgrano. Admirado por sus investigaciones sobre la ciudad de Buenos Aires. Recordado columnista del diario La Nación, donde también actuó como jefe del Archivo, editor de Cultura y Educación y pro secretario de Redacción. Se jubiló luego de 35 años ejerciendo el periodismo en este diario. Escritor de libros magníficos, entre ellos, la Historia del barrio de Belgrano Presencia de José Hernández en el periodismo argentino.
Miembro de varias academias: Nacional Sanmartiniana, Nacional de Periodismo, de Historia de la Ciudad de Buenos Aires, y de Ciencias y Artes de San Isidro. Fue presidente de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina. Participó en los institutos nacionales Belgraniano, Browniano y Argentino de Estudios Artiguistas. También presidió la Junta de Estudios Históricos del barrio porteño de Belgrano.
Antes de haber sumado todos esos galardones y muchos premios y distinciones culturales, fue Maestro Normal Nacional, Profesor en Letras y Director de la Escuela Nacional de Comercio Nº 8. Llevaba a los estudiantes en subte charter (porque los vagones se poblaban exclusivamente de los los chicos de la escuela) a recorrer la Plaza de Mayo y sus alrededores.
Lector, voraz, dedicaba la mañana al diario y luego pasaba a los libros. En menos de dos días, leía una obra de unas doscientas cincuenta páginas. Poseía una memoria envidiable. Y una generosidad inmensa. Quienes tuvimos el orgullo de tratarlo, hemos recibido lecciones inolvidables. Su lucidez, durante las charlas sobre temas de historia y política, causaba admiración. Bastaba hacer una nimia consulta y él reaccionaba con el mejor maestro. Nos ofrecía detalles y señalaba su cargada biblioteca, diciendo: “Traiga aquel libro, el tercero de la segundo estante”. Con el ejemplar en sus manos, como un mago lo abría en la página que deseaba buscar, tocaba un párrafo y, con una sonrisa, nos lo pasaba, mientras aclaraba: “Lea, ahí está la respuesta que busca”.
Vivió en la calle 11 de Septiembre, en el corazón del barrio de Belgrano. Y aún vivirá en sus libros y en la memoria de quienes lo conocimos y lo abrazamos, agradeciéndole, genial maestro, todo lo que nos ofreció. Un abrazo, don Enrique.

Comentarios