Para el Arraigo Rural

Nidera culminó ayer su ciclo de desarrollo de la ruralidad con la presentación de este video, que es elocuente acerca de la necesidad de trabajar para el arraigo rural.
En cinco minutos se narra lo que se propuso y los participantes e invita a visitar el sitio de contenidos de la empresa agroapasionados.com, y sus espacios en las redes sociales.+

Nidera emitió un comunicado:
Nidera y Agroapasionados realizaron la presentación del ciclo "Desarrollo de la ruralidad" El miércoles 23, Nidera a través de su portal de contenidos Agroapasionados, realizó el cierre del ciclo de encuentros "Desarrollo de la ruralidad", destinado a promover el arraigo rural

El evento realizado en el Yacht Club Argentino presentó los resultados del ciclo que logró generar un espacio de debate y reflexión entre sus participantes, cumpliendo el objetivo de concientizar para un futuro más prominente.

En los tres encuentros realizados durante la segunda mitad del año, el foco en los aspectos sociológicos, económicos e institucionales a fin de evidenciar la problemática del desarraigo y el despoblamiento de las comunidades rurales. En el marco de dichas reuniones se dio a conocer que, sólo en la provincia de Buenos Aires, existen más de cien pueblos en riesgo de extinción.

El portal Agroapasionados busca hacer visible esta problemática para que los temas que hacen al desarrollo de la ruralidad, puedan incorporarse en la agenda estatal en sus múltiples funciones. Asimismo, la meta de la compañía es poder contribuir desde el sector privado a mejorar la articulación entre los distintos actores para lograr la sustentabilidad y el crecimiento de los pequeños pueblos rurales.

Se pueden encontrar los videos del ciclo y más información sobre estos temas en www.agroapasionados.com y su página de facebook Agroapasionados.

Las 30


Hernán Maurette

1-¿Un lugar en el mundo?
Las Tropas, Fulton, Tandil.
2-¿Un referente en la vida?
Papá.
 3-¿El cambio climático?
Un signo de los tiempos.
4- ¿Qué otra profesión hubieses ejercido? 
Periodista.
5-¿Dos amigos? (prohibido pasar)
Juanjo Madero, sin duda, y luego Otto Santamarina, Miguel Grondona, José Elordy y Juancho Campos Carlés, que son mis más íntimos amigos.
6- ¿La Argentina en 2030?
Central en el mundo.
7- Tu frase de cabecera.
“¡Gracias, Señor!” Sin la ayuda de Dios nada podemos.
8- ¿La comunicación del Agro?
En etapa de despegue.
9-¿Un sueño por cumplir?
Peregrinar a Tierra Santa en familia.
10-¿Qué significa cumplir bodas de plata?
Consolidar una familia.
11-¿Las RRPP?
Una herramienta estratégica en la democracia republicana.
12-¿Asado o Sushi?
Asado con vino.
13-¿Qué haces si en un almuerzo de negocios te manchas la camisa?
Me limpio con agua con gas en la servilleta en el instante.
14-¿El Champa?
Un ambiente familiar.
15-¿Una mujer?  
María, mi mujer. Mi compañera, mi amante y mi socia.
16-¿La alegría es solo brasilera?
No, es patrimonio de la humanidad.
17-¿Ese aroma que te remonta a dónde?
A un parque, una plaza o un jardín en el que acaba de pasar la cortadora de césped.
18- ¿A quién le darías un abrazo?  
A quien me extienda los brazos.
19-¿Horizonte A?
Una visión moderna del sector.
20-¿Las redes sociales?
La atomización de la comunicación, un tesoro de información. El big data.
21-¿Si pudieras viajar en el tiempo, a quien te gustaría conocer?
A Jesucristo, aunque confieso que temería no reconocerlo.
22- ¿Maestra o Profesor que recuerdes con cariño?
Muchos han sido buenos y generosos conmigo: Scotto y Fosforito Martínez Castro, me perdonaron la vida con las materias duras en el Salvador; Aragón y Callivari me enseñaron a amar la historia y geografía en el Champa, y Carlevaro la literatura en el Salvador.
23- Una anécdota cortita.
La vez que me pidieron la 30 para Horizonte A. Una experiencia muy divertida.
24-¿Una canción?
“A donde quiera que voy” de Miguel Cantilo y Punch.
25-¿La voz, de quién?
José Larralde, Jorge Cafrune o Alfredo Zitarrosa.
26-¿”El” evento del agro?
ExpoAgro.
27- Mauricio Macri.
Una persona comprometida con un país mejor.
28-¿El plan perfecto?
Escaparme a Las Tropas.
29-¿Una película capaz de ver mil veces?
Cualquiera de Mel Brooks. Ahora quisiera volver a ver la serie del Súper Agente 86.
30- Hernán Maurette
Un servidor.

La nueva comunicación

Muy buena explicación del director de Perfil sobre la nuevA comunicación y el comportamiento de las audiencias

Trump TV y Messi TV Sean políticos, deportistas o celebridades de cualquier campo, se repite el deseo de prescindir de los periodistas para comunicarse con la audiencia.

Perfil.com 20.11.2016
Por: Jorge Fontevecchia

Donald Trump: Entre Facebook, Twitter e Instagram, tengo 28 millones de personas, 28 millones de personas... es una tremenda forma de comunicación, sólo ayer sumé 100 mil personas. No digo que los amo, pero hacen correr la voz. Y cuando (los medios) hacen una nota mala sobre mí, tengo una herramienta para luchar.

Lesley Stahl: ¿Va a seguir usándola siendo presidente?

Donald Trump: Voy a hacerlo muy contenidamente. Es una forma moderna de comunicación, no debería haber nada de qué avergonzarse. Facebook, Twitter, Instagram, me ayudaron a ganar todas estas carreras donde mis contrincantes gastaron mucho más dinero. Y gané. Creo que las redes sociales tienen más poder que el dinero que gastaron, y he demostrado eso.

(Reportaje del programa 60 minutes, de la CBS, el domingo pasado).

* * *

Sólo en Facebook, Trump casi duplicó en seguidores a Hillary: 11 contra 6 millones. Aún más exitoso en las redes sociales es Lionel Messi, quien sólo en Instagram tiene 57 millones de seguidores y no por casualidad fue el vocero de la selección de fútbol al anunciar que no hablarán más con la prensa, enojados por lo que dicen los periodistas de ellos.

Y vale la comparación para demostrar que no se trata de una pelea entre políticos y medios por cuestiones ideológicas, sino de sujetos noticiosos versus medios por cuestiones de poder. Hasta los científicos sostienen que no precisan la intermediación de las publicaciones especializadas para difundir sus trabajos y que saben más que los periodistas sobre ciencia y la pueden explicar mejor.

Sean políticos, deportistas o celebridades de cualquier campo, se repite el deseo de prescindir de los periodistas para comunicarse con la audiencia: Trump se pelea con The New York Times mientras la selección de fútbol, con los programas deportivos (igual que Maradona cuando hablaba en tercera persona de él mismo).

En el pasado, los gobiernos autoritarios llevaban esta lucha contra el periodismo, apropiándose de los medios de comunicación, estatizándolos o comprándolos directa o indirectamente. Con el surgimiento de las redes sociales, creen haber encontrado la fórmula mágica y ya no son sólo los políticos que alcanzan el gobierno quienes tienen esa aspiración. Pero no comprenden la esencia del periodismo.

Lo que casualmente le critican al periodismo, la intermediación, es su fuerte. Creer que el mensaje transmitido por el propio sujeto noticioso sustituye al periodismo es confundir las distintas formas de comunicación. La publicidad también es comunicación, y no hizo falta que surgieran las redes sociales para que un sujeto noticioso dijera que es bueno o que su producto es bueno. Lo que hicieron las redes sociales fue abaratar el costo de esa promoción.

La diferencia entre periodismo y publicidad reside justamente en que sea un tercero quien genere el mensaje y que haya un medio en el medio. De lo contrario, se sería juez y parte, algo que se salva en la publicidad porque existe un claro pacto de lectura y se explicita que quien dice que algo es bueno es el mismo que se beneficiará con la llegada de ese mensaje.

Probablemente, el rápido crecimiento de las redes sociales no permitió aún la separación entre propaganda y contenido editorial y durante cierto tiempo los más rápidos aprovechen ese desconocimiento coyuntural para confundir periodismo y publicidad, o comunicación institucional. Pero con el tiempo la audiencia desarrollará la capacidad de diferenciar la opinión del director de una película diciendo que su película es muy buena de una valuación profesional hecha por un crítico.

Ser medio no sólo es no ser parte o sujeto noticioso, ser medio es también no ser audiencia. En el pasado, los medios eran los mediadores entre el conocimiento técnico (político, económico, artístico, científico, etc.) y la población, que no puede saber de todos los temas y se guiaba por lo que le decían los medios. Pero tanto en el Brexit, en el plebiscito de Colombia por la paz y en las elecciones que ganó Trump, la mayoría votó en contra de lo que recomendaron los medios. Casi a propósito, lo que promueven los medios pierde. Y ese papel de mediador fracasó en gran medida porque los medios son vistos por la sociedad no como medios sino como parte, como parte del establishment y del poder.

Hace dos domingos, en esta contratapa, bajo el título “Trump TV”, se publicó que si se daba lo que las encuestas pronosticaban y Hillary resultaba presidenta, Trump lanzaría su propio canal de TV poniendo casi al mismo nivel el grado de poder de la presidencia con medios de mucha audiencia (ver: eperfil.com/Trump-TV).

Las encuestas no se equivocaron porque casi todas indicaban un margen de error mayor a la diferencia a favor a Hillary, y finalmente Hillary sacó casi un millón más de votos que Trump. Fue el deseo de los medios de seguir creyendo en su propia influencia lo que generó cegueras paradigmáticas que descartaron el posible triunfo de Trump, al punto que la revista Newsweek tuvo que tirar las tapas que ya había impreso con el triunfo de Hillary y el diario The New York Times, la tapa preparada que llevó a la reunión de editores de la tarde de la votación.

En el Brexit, en Colombia o con Trump, ganaron el No a los medios y el No al statu quo existente. En las crisis, la gente coincide más fácilmente en lo que no quiere. Lo que quiere no lo tiene tan claro.

Trump provocó a los medios haciéndolos perder su equilibrio, al igualarlos en una retórica confrontativa. Para que los medios recuperen su influencia mediadora, tendrán que volver a las bases del periodismo dejando de ser parte para recuperar su papel de medio. Volviendo a las fuentes del verdadero periodismo, quedará más en evidencia la diferencia entre el periodismo y otras formas de comunicación.

Tiempo al tiempo

La contratapa de La Nación tiene excelentes notas.
Esta, de una prestigiosa periodista científica, es una de ellas.
El abordaje de un tema como el tiempo, ya es valioso. La manera en que lo hace es magistral.+

Deprisa, deprisa

Por Nora Bär, para LANACION.com
VIERNES, 18.11.2016

Ocurrió en 1997. Alain Clairon, el físico francés que dirigía el laboratorio de metrología del Observatorio Nacional de París, no pudo ocultar su sorpresa ante una periodista argentina que preguntaba por el reloj más exacto del mundo. Clairon atravesó los jardines con paso atlético hacia un cuarto no muy grande, a cierta distancia del edificio principal que ocupa el centro científico creado por Luis XIV en 1667, situado en el meridiano de la ciudad luz. Y allí... ¡voilà! Sobre una nada elegante mesa de metal se divisaba un paralelepípedo de dos metros de alto rodeado de pequeños instrumentos indescifrables: un reloj atómico capaz de medir el tiempo con una exactitud que dejaba sin aliento (aunque hoy fue superado), ¡apenas un segundo de error en 100 millones de años!

"Es la contribución francesa a la metrología del tiempo", se enorgulleció ese día Clairon, mientras yo observaba fascinada los hilos de luz láser enhebrados en un entramado geométrico de brillo fantasmagórico.

La compulsión por medir el tiempo nos acompaña desde nuestros orígenes. Los humanos de la antigüedad registraban el paso de las estaciones, las migraciones de aves, el movimiento de los astros, las noches y las fases de la luna. Pero corrió mucha agua bajo los puentes y la obsesión por "atraparlo" no hizo más que acentuarse. La contemplación bucólica que nos permitía aguardar con docilidad cada nuevo amanecer fue reemplazada por la urgencia. Ahora no son las horas o las jornadas las que cuentan, sino los instantes.

"Estamos en la época del nanosegundo -escribe James Gleick en Faster. The acceleration of just about everything (Pantheon Books, 1999)-. La velocidad es la forma de éxtasis de la revolución tecnológica." Y es cierto. Especialmente los que vivimos en ciudades y tenemos cierto acceso a los bienes de esta edad tecnocrática, estamos inmersos en un tsunami de cosas, información, actividades que no queremos dejar pasar. Como dice Gleick, los obsesivos del tiempo solían poner sus relojes en hora en el rango del segundo; ahora, el nanosegundo gobierna las comunicaciones globales, la navegación, los GPS .

En uno de sus diálogos, a Platón se le atribuye la afirmación de que el tiempo es la imagen de la eternidad. Los budistas lo consideran un círculo, un ciclo eterno que se cumple a través de la reencarnación. Hoy, la eternidad es lo que tarda en cerrarse la puerta del ascensor. Estamos rodeados de adminículos que hacen las cosas más rápido: batidora eléctrica, enceradora, microondas. Para que no se nos escape un segundo, vamos siempre armados de nuestras laptops, tablets y celulares.

Florecen las empresas que capitalizan nuestra adicción a la instantaneidad: desde las comidas rápidas hasta las relaciones humanas, la gratificación tiene que ser inmediatas. Más que avaros en dinero, somos avaros en tiempo: se lo restamos al desayuno, al almuerzo y al descanso.

Se sabe que dormimos unas tres horas menos por día que en la época en que Thomas Edison inventó la lámpara eléctrica y hasta necesitamos que los médicos nos recomienden dejar que los chicos se aburran. Ya ni soñar podemos, dormidos o despiertos.

Según cuenta Daniel Cardinali en Qué es el sueño(Paidós, 2014), el propio Edison decía que éste "es una pérdida criminal de tiempo y una herencia de nuestro pasado cavernícola". Si esto hubiera ocurrido hace más de 2000 años, nos hubiéramos privado de bellas reflexiones como las del filósofo taoísta chino que hacia 300 a.C. escribió: "Una vez, yo, Chuang Tzu, soñé que era una mariposa, volando de flor en flor; a todo efecto, una mariposa... Estaba consciente de mi naturaleza de mariposa, e inconsciente de mi naturaleza de hombre. Repentinamente desperté y aquí estoy. No sé si soy un hombre que soñó ser una mariposa o una mariposa que está soñando ser un hombre...".

A propósito: ya estamos transitando noviembre. ¡Noviembre!

El valor de la tradición

Ayer me llegó este excelente mensaje, que vale la pena compartir.
Habrá algunas definiciones discutibles, pero otorga mucho sentido a la tradición:

EN EL DIA DE LA TRADICION NACIONAL,
UN SALUDO MUY ESPECIAL
A TODOS MIS FAMILIARES Y AMIGOS
Patricio E. Marenco



“LOS PUEBLOS QUE OLVIDAN SUS TRADICIONES
PIERDEN LA CONCIENCIA DE SUS DESTINOS,
Y LOS QUE SE APOYAN SOBRE SUS TUMBAS
GLORIOSAS SON LAS QUE MEJOR PREPARAN
EL PORVENIR”
                                                       Nicolás Avellaneda  

LA TRADICION
...La Patria necesita hombres que se planten un instante para mirar atrás, donde la tradición, fuente prístina, es venero inagotable de enseñanza moral.
Dijo Almafuerte: "Difícilmente os determinará su derrotero aquel que no sabe de donde viene; no determinarlo implica a menudo, no tenerlo".
El día de la tradición despertará de nuevo en el alma nacional la vibración fantástica de las glorias".
Ese día, el repicar de las espuelas, el bramar de los potros enloquecidos, el gemido de las guitarras criollas, la canción de nuestros poetas, la melodía de cifras y vidalitas, nos hablarán en su lenguaje agreste para decirnos que nuestra nacionalidad, se forjó con la pujanza bravía y el desinterés del romántico cantor de las pampas argentinas; que sin más armas que el parejero, la tacuara y su libre voluntad, construyó las bases sobre las que se afirma el edificio inconmovible de la emancipación nacional.
Y ese día los próceres gauchos, constructores de la Patria, formarán guardia de honor para impedir que la avalancha, en su desorbitado afán suicida de extranjerizarlo todo, cambie el crisol de la nacionalidad y el simbolismo de la bandera en una transfusión de razas, de sangre y de costumbres que apaguen el candil que nosotros encendemos, para mantener latente, el recuerdo del pasado que nos engrandece.
 ...Saber de dónde se viene es volcar en el presente el pasado con sus glorias y sus sacrificios, es recordar y actualizar con ansias de perpetuación, es confundir la tradición con la historia, es revivir los tipos fundamentales y reencarnar en nuestras almas sus almas para que aleteen en el tiempo infinito los sublimes ideales de que estaban poseídos.
 ...¡Somos Argentinos y debemos sentir la Patria desde Jujuy hasta Tierra del Fuego y desde el Plata hasta los Andes!
 ...Nuestra tradición nace con los tipos étnicos que se desparramaron por los dilatados ámbitos de la Patria.
Se les llamó criollos y fueron precursores y protagonistas de nuestra gesta emancipadora.
Luego se confundieron en un largo duelo fraterno y por último fueron los organizadores del Estado.
Hasta aquí los encontramos vírgenes en su aspecto racial, sin influencia de extrañas corrientes de sangre.
Sus pasos por nuestra tierra marcan  las distintas etapas históricas y así el tipo humano que nos enorgullece como modelo, pasa de la epopeya a la vida fecunda, en la paz de los campos que le vieron nacer.
Los eruditos han investigado sobre sus costumbres, sus afinidades y gustos, sus diversiones y hasta se ha indagado sobre el papel social que desempeñaron en el concierto de la humanidad.
Pues bien, la Tradición, para nosotros, debe ser ese conglomerado de posiciones en donde florece un espíritu fácilmente perceptible a través del tiempo, y que tiene la virtud de colmar nuestra capacidad emocional, produciéndonos gozo infinito, y deseo de exteriorizarlo con orgullo.
El sentimiento tradicionalista no admite límites y se satisface igualmente cuando una exposición autóctona es propia de cualquier región de la Patria, aunque la comprensión del acto no sea captado en todos sus matices.
 ...El culto de la tradición no permite tampoco las deformaciones antojadizas con que a veces se presentan sus elementos.
Hay que evocar con la mayor fidelidad para no quitar de su marco al pasado, acomodando a las ideas o a los gustos del momento, su proyección ejemplarizadora.
Velemos, entonces, para evitar las falsas interpretaciones con las cuales trafican los mercenarios.
 ...En estos momentos, sometida la nacionalidad a dura prueba por el influjo foráneo que gravita en todos los órdenes, quisiéramos proyectar sobre las almas de nuestros compatriotas el perfil del tipo tradicional, cuya virilidad recorrió las dilatadas llanuras, serpenteó en las montañas, cruzó las selvas y dejó indelebles huellas de su grandeza moral de uno a otro confín.
¡Ese exponente de raza varonil, es el gaucho! En páginas inmortales se ha evocado la figura legendaria y la historia patria lo señala como el adalid de sus glorias.
La naturaleza indómita no tuvo obstáculos que se opusieran a su paso y todas las armonías de la tierra se conjuraron para servirle de escolta en su eterno peregrinaje.
Ha llegado hasta nosotros como un símbolo, como la personificación más cabal de la hidalguía y para su custodia aunamos nuestras voluntades, reservándole un lugar preferente en nuestros corazones.
...¡Cada argentino que nace es un pedacito de la Patria del futuro!

Don SANTIAGO H. ROCCA (1941) 

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...