Ir al contenido principal

mesSI, maradoNO

Por estos días no podemos escaparnos de la cuestión deportiva. Pero cuidado con la alternativa Messi o Maradona, que es algo más trascendente.
Futbolísticamente, podría decirse que Messi es un jugador más completo que Maradona (juega con las dos piernas, por ejemplo); aunque el Diego podía desequilibrar un partido con un estallido de gambetas o con un pase de magia al arco.
Deportivamente, Messi es sosegado, medido, tímido y respetuoso; el Diego era más tramposo, pero conducía al equipo y le transmitía mística.
Socialmente, Messi es un rosarino educado, de clase media, que vive en Barcelona desde hace muchos años y jugó en las inferiores de Newells y en el Barza; Maradona nació en un hogar humilde, que no reniega de su origen, jugó en Boca y se destacó en el Nápoli.
Políticamente, Lio es discreto y correcto; Maradona incorrecto y explícito; no le conozco filiación política a Messi, en cambio el Diego estuvo con Hugo Chavez, con Fidel, con Hebe de Bonafini y con los Kirchner.
Psicológicamente, Lio es cerebral y tímido; Maradona es temperamental y apasionado.
Económicamente, Messi es atento y es administrado por su padre; el Diego era un despilfarro total, descuidado y lo administraba Guillote Coppola.
Los hábitos de Messi son sanos y familiares; Maradona es un drogón decadente y prolífico en hijos naturales.
Como embajador de mi país, lo prefiero a Lio Messi.+

Comentarios