Ir al contenido principal

Boss: La Democracia en Chicago, según Netflix

Cautivante y adictiva pueden ser dos adjetivos adecuados para Boss, la serie de Netflix cuyas dos temporadas acabo de terminar de ver.
Boss trata sobre los pormenores de la acción de gobierno del intendente de Chicago. Creo que es mejor que House of Cards, porque hubo momentos en que la serie que sitúa su actividad en el Capitolio de Washington pareciera que tuvo que buscar argumentos en una trama policial prescindente del fenómeno político. En cambio, la que aborda la política municipal tiene todos los condimentos de un policial en su propia dinámica. Si bien sobran algunas escenas de sexo, los aportes de sentimentalismo y la cuestión criminal parecen más naturalmente incorporados al texto.
Es interesante analizar el funcionamiento de las instituciones republicanas y democráticas en un municipio norteamericano. No es muy parecido a lo que cuenta Alexis de Toqueville en La Democracia en América.
Hay un elemento que para mí hace más interesante ver estas series, y es que el presidente Barak Obama dijo en alguna oportunidad que estas producciones le parecían muy realistas. Siendo un dirigente de Chicago, vale la pena zambullirse en el lago de esa gran ciudad para comprender a qué se refiere el Presidente de los Estados Unidos cuando habla de política.+

Comentarios