lunes, 15 de septiembre de 2014

Inteligencia artificial by Google

Google pone su mira en la inteligencia artificial

La gigante tecnológica compró una empresa de “computación cuántica” para lograr el desarrollo de máquinas “inteligentes”
Google ha contratado a uno de los principales investigadores de computación cuántica, incrementando sus esfuerzos para desarrollar la inteligencia artificial y aumentar enormemente el poder de procesamiento de las computadoras.
El físico John Martinis y su equipo en la University of California Santa Barbara se incorporarán al Laboratorio de Inteligencia Artificial Cuántica de Google, un proyecto colaborativo entre el grupo tecnológico, la NASA y la Asociación de Universidades de Investigación Espacial, una organización sin fin de lucro que estudia el espacio. El equipo formará parte de un esfuerzo para “diseñar y construir nuevos procesadores de información cuántica basados en la electrónica superconductora”, dijo en un blog Hartmut Neven, director de ingeniería de Google.
Éste es el último indicio de la apuesta de Google en el auge de las “máquinas inteligentes”, que está desarrollando con una multitud de proyectos experimentales, desde drones hasta autos sin conductor.
En enero, Google pagó u$s 600 millones por la nueva empresa DeepMind del Reino Unido, cuyos algoritmos “red neural”, de estructura cerebral, pueden procesar enormes grupos de datos, y aprenden de la misma forma que la mente humana. Su tecnología es particularmente útil en cálculos basados en la identificación de patrones, como la búsqueda de imágenes o hallar la ruta mejor o más barata a un destino.
Google ya está colaborando con la NASA en el desarrollo de aplicaciones para una computadora cuántica D-Wave, el único dispositivo cuántico disponible comercialmente, aunque existe una disputa sobre cuán genuinamente “cuántico” es realmente.
El desarrollo de tal tecnología pudiera ayudar a poner en marcha los sofisticados algoritmos que harían falta para desarrollar maquinas “inteligentes”, dicen los expertos.
Martinis explicó el alcance potencial de la tecnología cuántica durante una presentación de Google en octubre. “Es una pesadilla de la física . . . Hemos estado en esto durante 20 años”, admitió.
Aunque su equipo todavía no ha construido un dispositivo, han mostrado que es teóricamente posible usar la singular habilidad de los electrones de existir en dos estados atómicos para incrementar enormemente la potencia de la computación, porque permite la ejecución de múltiples cálculos en el sistema a la misma vez.
Anders Sandberg, neurocientífico computacional en el Instituto del Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford, dijo que la tecnología cuántica probablemente será útil para ejecutar sofisticados algoritmos de búsqueda en datos desordenados. Gran parte de lo que existe en el Internet cae en esa categoría y probablemente se producirá más, debido al aumento de dispositivos conectados y al “Internet de las cosas”.
“Lo interesante sobre las superposiciones cuánticas es que uno simplemente no puede hacer varias cosas a la vez, pero uno puede deducir patrones en formas ingeniosas”, dijo. “La computación cuántica es innovadora y no sabemos si va a funcionar - pero existen tentadores indicios de que posiblemente pueda hacerlo.”
“Gran parte de la inteligencia artificial tiene que ver con buscar patrones y hacer conexiones”, añadió. “En realidad, nuestros cerebros usan neuronas lentas, pero las usamos realmente bien porque funcionan en paralelo”.
Por ejemplo, el Profesor Martinis ha dicho que le tomaría 10 años a un grupo de computadoras del tamaño de Norteamérica, consumiendo toda la reserva de energía de la Tierra cada día, calcular todos los números primos en una secuencia de código binario de 2.000 de largo. Una computadora cuántica del tamaño de una sala de conferencias podría realizar el mismo cálculo en un día.
Sandberg dijo que la factorización de números puede ser útil para la codificación y para el desciframiento de códigos por parte de los gobiernos.
Pero mientras que las versiones de las computadoras cuánticas parecen ser capaces de ejecutar aplicaciones específicas y concentradas rápidamente, hacerlas más versátiles ha sido un reto.
“El hecho de que se pueden tener grandes discusiones sobre si el D-Wave es una computadora cuántica muestra que estamos en las primeras etapas del proceso”, dijo Sandberg.

No hay comentarios: