Etiqueta Empresarial

Muy buena la charla sobre etiqueta empresarial de Clara Doblas para el Consejo RR. PP. en la UK, que cumple 50 años. Responde a las formas de manejarse ante determinadas circunstancias, personajes, oportunidades, expectativas y convenciones. Hay mucho de sentido común, pero también mucho de decodificación del otro, especialmente si es el invitado.+

Inteligencia artificial by Google

Google pone su mira en la inteligencia artificial

La gigante tecnológica compró una empresa de “computación cuántica” para lograr el desarrollo de máquinas “inteligentes”
Google ha contratado a uno de los principales investigadores de computación cuántica, incrementando sus esfuerzos para desarrollar la inteligencia artificial y aumentar enormemente el poder de procesamiento de las computadoras.
El físico John Martinis y su equipo en la University of California Santa Barbara se incorporarán al Laboratorio de Inteligencia Artificial Cuántica de Google, un proyecto colaborativo entre el grupo tecnológico, la NASA y la Asociación de Universidades de Investigación Espacial, una organización sin fin de lucro que estudia el espacio. El equipo formará parte de un esfuerzo para “diseñar y construir nuevos procesadores de información cuántica basados en la electrónica superconductora”, dijo en un blog Hartmut Neven, director de ingeniería de Google.
Éste es el último indicio de la apuesta de Google en el auge de las “máquinas inteligentes”, que está desarrollando con una multitud de proyectos experimentales, desde drones hasta autos sin conductor.
En enero, Google pagó u$s 600 millones por la nueva empresa DeepMind del Reino Unido, cuyos algoritmos “red neural”, de estructura cerebral, pueden procesar enormes grupos de datos, y aprenden de la misma forma que la mente humana. Su tecnología es particularmente útil en cálculos basados en la identificación de patrones, como la búsqueda de imágenes o hallar la ruta mejor o más barata a un destino.
Google ya está colaborando con la NASA en el desarrollo de aplicaciones para una computadora cuántica D-Wave, el único dispositivo cuántico disponible comercialmente, aunque existe una disputa sobre cuán genuinamente “cuántico” es realmente.
El desarrollo de tal tecnología pudiera ayudar a poner en marcha los sofisticados algoritmos que harían falta para desarrollar maquinas “inteligentes”, dicen los expertos.
Martinis explicó el alcance potencial de la tecnología cuántica durante una presentación de Google en octubre. “Es una pesadilla de la física . . . Hemos estado en esto durante 20 años”, admitió.
Aunque su equipo todavía no ha construido un dispositivo, han mostrado que es teóricamente posible usar la singular habilidad de los electrones de existir en dos estados atómicos para incrementar enormemente la potencia de la computación, porque permite la ejecución de múltiples cálculos en el sistema a la misma vez.
Anders Sandberg, neurocientífico computacional en el Instituto del Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford, dijo que la tecnología cuántica probablemente será útil para ejecutar sofisticados algoritmos de búsqueda en datos desordenados. Gran parte de lo que existe en el Internet cae en esa categoría y probablemente se producirá más, debido al aumento de dispositivos conectados y al “Internet de las cosas”.
“Lo interesante sobre las superposiciones cuánticas es que uno simplemente no puede hacer varias cosas a la vez, pero uno puede deducir patrones en formas ingeniosas”, dijo. “La computación cuántica es innovadora y no sabemos si va a funcionar - pero existen tentadores indicios de que posiblemente pueda hacerlo.”
“Gran parte de la inteligencia artificial tiene que ver con buscar patrones y hacer conexiones”, añadió. “En realidad, nuestros cerebros usan neuronas lentas, pero las usamos realmente bien porque funcionan en paralelo”.
Por ejemplo, el Profesor Martinis ha dicho que le tomaría 10 años a un grupo de computadoras del tamaño de Norteamérica, consumiendo toda la reserva de energía de la Tierra cada día, calcular todos los números primos en una secuencia de código binario de 2.000 de largo. Una computadora cuántica del tamaño de una sala de conferencias podría realizar el mismo cálculo en un día.
Sandberg dijo que la factorización de números puede ser útil para la codificación y para el desciframiento de códigos por parte de los gobiernos.
Pero mientras que las versiones de las computadoras cuánticas parecen ser capaces de ejecutar aplicaciones específicas y concentradas rápidamente, hacerlas más versátiles ha sido un reto.
“El hecho de que se pueden tener grandes discusiones sobre si el D-Wave es una computadora cuántica muestra que estamos en las primeras etapas del proceso”, dijo Sandberg.

Pautas para los noveles RRPP

Cómo han cambiado las relaciones públicas

11.06.2014

  • Internet ha transformado no sólo cómo nos comunicamos, sino con quién, cuándo y dónde. Los medios tradicionales están experimentando nuevos modelos de negocio, mientras las marcas le hablan directamente a sus clientes y nuevas herramientas de manejo de medios se liberan cada día. ¡Ah!, y también están los bloggers.

Para los profesionales en relaciones públicas (RP) es una locura, pero no deja de ser un reto muy interesante. Todos necesitamos adaptarnos a esta nueva forma de operar, unos más lentos que otros, pero a la larga todos estaremos en este juego.

Estamos evolucionando y también lo están haciendo las profesiones, industrias y mercados en los que participamos. Para ser exitoso en relaciones públicas se requiere una mezcla de destrezas, habilidades y rasgos de personalidad.

El profesional más amable y más inteligente, con muchos años de experiencia en RP, pero sin conocimiento de las herramientas digitales, se quedará atrás.

El recién graduado con plena confianza en sus habilidades para editar video y crear contenido va a tener un camino lleno de dificultades si no entiende la diferencia entre estrategia, metas, objetivos y las diferentes maneras de comunicación.

Entonces, ¿qué se necesita para ser un exitoso profesional de relaciones públicas hoy en día? Varias cosas, pero principalmente:

•Saber desarrollar estrategias.
•Escribir bien y continuamente (y rápido, eso ayuda).
•Entender cómo se monitorean y miden las campañas digitales.
•Saber las reglas básicas del CEO y estar al tanto de las novedades.
•Saber investigar (online offline).
•Traducir ideas complejas en lenguaje sencillo.
•Usar las redes sociales y saber las diferencias entre ellas.

También es muy importante tener:

• Sentido del humor.
• Sentido común.
• Buenos modales.
• Coraje (empuje, energía, fuerza. Esta actividad lo requiere).
• Creatividad para resolver problemas.
• Estar al tanto de lo que pasa en el mundo, en México y en la industria de los clientes.
• Disponibilidad para adaptarse al cambio (rápidamente).
• Curiosidad y deseo de seguir aprendiendo.
• Hábito de escuchar atentamente.
• Tener talento para relacionarse.
• Una buena dosis de humildad.
• Gran atención a los pequeños detalles.

Las RP están cambiando y demandan nuevas habilidades de todos nosotros.

¿Suena difícil? No lo es. Poco a poco: una nueva plataforma de redes sociales a la vez, una nueva regla de CEO, una nueva herramienta de medición, una nueva manera de posicionar una historia.
Paso a pasito, pero nunca quedarse atrás.

La autora es presidenta de PRORP y CEO de Mex PR Digital.

Twitter: ​@ooro 

Crecen las RR. PP.

Con Marcelo Tinelli como DirCom de la AFA, el elenco de relacionistas crece en jerarquía.+

Marcelo Tinelli desembarca en la AFA con la mira puesta en la presidencia

El empresario y conductor fue designado como nuevo Director de Comunicación de la entidad, incluyendo lo vinculado con las selecciones nacionales
Tras la reunión de Comité Ejecutivo del martes pasado, el actual presidente interino de la AFA, Luis Segura, comunicó que Marcelo Tinelli será el nuevo Director de Comunicación Institucional de la Asociación del Fútbol Argentino, lo que incluye obviamente todo lo vinculado en esta área con las selecciones nacionales.
Segura dijo que con el nombramiento de Tinelli lo que se busca es “modernizar y actualizar la imagen de la AFA para mejorar la comunicación y especialmente en las redes sociales como Twitter y Facebook”. Y agregó que la designación “ya está aprobada, porque Tinelli no tiene impedimentos para ocupar ese cargo ya que es miembro del Comité Ejecutivo” de la entidad.
De esta forma, el vicepresidente de San Lorenzo comenzaría a trabajar en breve en su nuevo rol, con la potestad absoluta de incorporar a las personas que considere necesarias para esta función. Entre sus primeros aspectos a trabajar, y siguiendo el concepto de “modernización” expresado por Segura, además de las redes sociales de AFA, también se hará cargo de la página web. Aunque todavía no está confirmado, Ernesto Cherquis Bialo, actual vocero de la Asociación, podría seguir en su cargo debido a la buena relación que mantiene con el dirigente “cuervo”.
Atrás queda aquel acto fallido de Marcelo Tinelli y el Gobierno para que tome las riendas del ciclo “Fútbol Para Todos” en un rubro parecido al que se está haciendo cargo ahora en la entidad madre del fútbol argentino. En ese momento los cambios que planteaba Tinelli fueron rechazados desde las más altas esferas del Gobierno y por eso se rompió una relación que nunca terminó de armarse.
Este puesto, sin duda, es su primer paso concreto hacia el destino deseado, que es la presidencia de la AFA. Pero no será tan fácil, porque antes deberán ocurrir varios cambios.
Es que el creador de “Showmatch” todavía no reúne los requisitos para presentarse a una elección presidencial, como haber formado parte de la comisión directiva de algún club por lo menos cuatro años.
Tinelli forma parte de San Lorenzo recién desde el año 2012, cuando fue electo vicepresidente de la institución de Boedo, acompañando en la fórmula a Matías Lammens.
Debido a esto, a menos que se modifiquen los actuales estatutos de AFA, no podrá presentarse en las elecciones de octubre de 2015 para suplantar a Julio Grondona, y que tendrían como protagonistas en principio a Luis Segura (Argentinos Jrs.), Alejandro Marón (Lanús), Daniel Angelici (Boca) y Rodolfo D’Onofrio (River).
Sí podría candidatearse para 2019, pero es una fecha que queda muy lejos en el calendario, por lo que el mundo del fútbol está especulando con la posibilidad de que se realicen estas modificaciones en las reglas para que, figuras como Tinelli, puedan participar de un sufragio. Estas “correcciones” deberían conseguir, por ejemplo, que se hagan elecciones cada dos años, algo improbable, o en el mejor de los casos que puedan postularse y asumir el puesto dirigentes con menor antigüedad.
Vale la pena recordar que en ocasión del fallecimiento de Julio Humberto Grondona el 30 de julio, y consultado sobre la posibilidad de convertirse en el sucesor del legendario personaje, el bolivarense había dicho “Me seduce colaborar en AFA. Pero hoy no tengo tiempo para ser presidente”. Tinelli tenía una relación muy cercana y de larga data con Grondona. Se remontaba a los inicios del conductor en el periodismo deportivo. Y meses antes que se frustrara su desembarco en “Fútbol Para Todos”, quien fuera también vicepresidente senior de la FIFA, había declarado que era la mejor opción para liderar el proyecto AFATV: “El sabe todo lo que hay que saber sobre la televisión y nos parece el más indicado para hacerse cargo de direccionar este proyecto”, sentenció.

Impacto cultural del cambio tecnológico

Los costos de internet
Por Santiago Kovadloff | LA NACION 5/9/2014
¿Hasta dónde la Red es virtuosa en sí misma y hasta dónde encierra efectos colaterales, contradicciones, toxicidades complejas de difícil discernimiento a simple vista?" Preocupaciones como las que recoge esta pregunta abundan en un libro de no muy lejana aparición tituladoSuperficiales. En él, Nicholas Carr, periodista estadounidense, concluye que los beneficios de Internet, siendo innegables, no se alcanzan sin un costo elevado. Es ingenuo suponer, asegura, que la cultura digital es inofensiva. La Red, advierte Carr, conspira seriamente contra la concentración y la profundidad. Contra atributos de la subjetividad, en suma, que son fundamentales para entender al hombre como aún lo hacemos.
La relación de la literatura con la función innovadora de las tecnologías ofrece, sin embargo, distintos ángulos valorativos que impiden diagnosticar de un único modo los efectos de ese vínculo. Ya se lo nota a fines del siglo XIX por lo menos en dos grandes escritores.
Hay un texto de Friedrich Nietzsche, fechado en el año 1879, en el que el filósofo admite que cuando llegó a sus manos una máquina de escribir, su prosa cambió y se hizo más telegráfica. El empleo de la mecanografía había alterado la cadencia habitual de su enunciación escrita, pero, en compensación, le había dado acceso a otra, inesperada y convincente.
Marcel Schowb, narrador notable, prevé en un artículo de 1891 que las consecuencias del creciente empuje tecnológico no tardarían en hacerse sentir en todo. Y agradece a ese fenomenal invento que es el fonógrafo la posibilidad de haber podido preservar del olvido la voz del poeta Robert Browning. Admite, no obstante, que en su tiempo impera todavía una marcada resistencia a la incorporación de los aportes de la tecnología a los hábitos vigentes en el campo de la comunicación. "Hasta el presente, el fonógrafo no ha entrado en nuestras costumbres, dormita; pero una tremenda revolución de esas costumbres se prepara para el día en que con él comience una nueva conquista de Europa y América. Aquello que detenía hasta el presente el auge del fonógrafo y del teléfono era la resistencia del auditor a añadir instrumentos a su oreja, a hablarles a instrumentos."
Hoy muchos de los recursos ofertados por la tecnología forman parte, incluso, de nuestro organismo. Es bien sabido que la tecnología científica avanza a paso redoblado en el proceso de reemplazo de lo natural por lo artificial. El hecho inspiró uno de los libros más penetrantes sobre el tema: El intruso, de Jean-Luc Nancy. El ensayista francés se pregunta si aún cabe seguir hablando de nuestro cuerpo -poblado de piezas mecánicas que reemplazan a las originarias- como de un cuerpo "propio". Pero ¿podría afirmarse, en un orden análogo, que las nuevas tecnologías han incidido sobre la literatura como para hacer de ella algo distinto de lo que fue hasta aquí?
"Siempre inventamos las mismas fábulas -ha dicho Jorge Luis Borges-. Siempre repetimos los mismos cuentos con pequeñas variaciones, con entonaciones distintas. Y eso es lo que se espera de la literatura de cada época, que repita las mismas fábulas con una muy ligera variación."
Las fábulas son incesantemente las mismas porque los conflictos a los que remite la literatura son irreductibles. En esa medida, no resultan renovables. Puede decirse, en consecuencia, que la literatura es conservadora en cuanto a los problemas que plantea, y obligadamente innovadora en cuanto a sus argumentos y estrategias discursivas. Cada época cuenta con su escenografía propia y exige otros modos de enunciación.
Creo, por lo tanto, que las innovaciones tecnológicas no alteran los fines de la literatura aunque modifiquen sus modos y tiempos de transmisión. Los cambios tecnológicos no inciden sobre los objetivos fundamentales que ella persigue desde la remota aurora de la poesía. Su propósito ha sido y será siempre pensar con emoción, relatar una historia para que ella sea habitada por quien no la vivió, hacer de lo singular algo revelador para muchos.
¿Cuál podría ser la incidencia negativa de los cambios tecnológicos sobre la práctica de la literatura? No son pocos ni irrelevantes los que aseguran que la facultad de memorizar se encuentra amenazada por la tecnología de punta empleada en la comunicación. "Hacia mediados del siglo XX -escribe Nicholas Carr-, la memorización había comenzado a caer en desgracia." La memoria biológica es radicalmente diferente de la memoria informática. Según Kobi Rosenblum, jefe del Departamento de Neurobiología y Etología de la Universidad de Haifa: "Mientras que el llamado cerebro artificial absorbe la información e inmediatamente la guarda en su memoria, el cerebro humano sigue procesándola mucho después de haberla recibido, y la calidad de los recuerdos depende de cómo se procese esa información. La memoria biológica está viva. La informática, no". Carr infiere: "Lo que da a la memoria real su riqueza y su carácter, por no hablar de su misterio y su fragilidad, es su contingencia. Existe en el tiempo, cambiando a medida que el tiempo cambia. La memoria biológica se encuentra en perpetuo estado de renovación. La memoria almacenada en una computadora, por el contrario, adopta una forma binaria y estática. La Web es una tecnología de olvido. Y gracias una vez más a la plasticidad de nuestras vías neuronales, cuanto más usamos la Web, más entrenamos nuestro cerebro para distraerse, para procesar la información muy rápidamente y de manera muy eficiente, pero sin atención sostenida. Esto ayuda a explicar por qué a muchos de nosotros nos resulta difícil concentrarnos incluso cuando estamos lejos de nuestros ordenadores. Nuestro cerebro se ha convertido en un experto en olvido, un inepto para el recuerdo".
La memoria es, pues, una experiencia personal sujeta al tiempo, al efecto de la temporalidad sobre quien se sabe tiempo. En la medida en que alguien se reconoce afectado por el tiempo que lo constituye, vulnerado por él, puede pronunciarse como escritor, puede ganar cuerpo en la literatura. Como supo decir William Faulkner al recibir, en 1949, el Premio Nobel de Literatura: se trata, siempre, de dar voz "al conflicto del corazón consigo mismo. A las viejas verdades universales sin las cuales una historia es efímera y está condenada a morir: amor y honor, caridad y orgullo, y compasión y sacrificio. El deber del poeta, del escritor, es escribir acerca de estas cosas. Es un privilegio aligerar el corazón del hombre para ayudarlo a resistir".
Una de las tareas constantes de la literatura es recordarle al hombre que no sólo es creador de leyes, sino también producto de leyes que no gobierna y que no puede controlar. De estas leyes, no menos decisivas que las primeras, una primordial es la que determina su vida inconsciente; otra, más que complementaria de esa primera, es la que lo inscribe en la finitud, entendida como una experiencia que lo acompaña a lo largo del tiempo y decide su vivencia de ese tiempo y de sí mismo. Así es de Sófocles a Kafka y de Homero a Fernando Pessoa.
El desarrollo desbordante de la tecnología ha alentado en el hombre la presunción de que el progreso que ella le depara, por ser ilimitado, puede liberarlo de su finitud, de su inscripción en la experiencia del límite, de su sujeción al escenario de la insuficiencia. Bien se sabe que la aspiración a lo ilimitado no es un anhelo surgido en la modernidad ni las consecuencias del desenfreno posesivo un hecho catastrófico reciente. Pero la desmesura moderna tiene formas específicas. Ellas configuran lo nefasto de nuestro tiempo y eso es cada vez más evidente, aunque la razón instrumental se empeñe en negarlo y encubrirlo.
Veámoslo en un orden que excede el campo de la literatura pero al que ésta no puede ni quiere permanecer ajena. Advierte Harald Welzer en su libro Guerras climáticas que los recursos ambientales extenuados y envilecidos por obra de una explotación salvaje e irresponsable acotan dramáticamente el porvenir de nuestra especie. Hacia mediados del siglo actual habrá en la Tierra 9000 millones de personas, pero los recursos disponibles ofrecidos por el medio ambiente para asegurar su supervivencia habrán decrecido en forma inversamente proporcional al aumento de la población. Las nuevas tecnologías no sólo afianzan la supremacía del hombre en la Tierra; también debilitan su autocomprensión y la comprensión del planeta donde vive, puestas como están al servicio de una voluntad de poder que no tolera restricciones.
Una función eminente de la literatura es combatir la renegación de esta conducta autodestructiva y devastadora que homologa la acumulación de poder a la identidad y la sabiduría. La literatura retrata incansablemente, desde hace siglos, las consecuencias de una misma y polimorfa ceguera y, desde hace algún tiempo, los efectos devastadores del triunfalismo tecnocrático. La literatura, de más está decirlo, no puede impedir la siembra de injusticia, pero puede contribuir a desenmascararla y enfrentarla. Y ello, ciertamente, no es sin riesgo para sus oficiantes. Hay un totalitarismo tecnocrático que no cesa de exigir sumisión a la subjetividad; es el que privilegia un pragmatismo cínico sobre el espíritu crítico y autocrítico. Por eso, la pregunta de fondo sobre las nuevas tecnologías nada tiene que ver con su eficiencia objetiva o su valor intrínseco. Sí, en cambio -y mucho-, con la índole de quien la emplea. Entre un hacha de piedra del paleolítico y un teléfono móvil hay incontables siglos de distancia. Pero no necesariamente los hay entre aquel hombre primitivo y el de nuestro tiempo.

Culminando un ciclo en favor del diálogo

El 26 de agosto último tuvimos en el Consejo el privilegio de poder realizar exitosamente la 4ta Conferencia Internacional de Relaciones Públicas (4ta cirp), en la UADE, cuya carrera festejan al mismo tiempo los 50 años de dictado. Vale aclarar que fue allí que se impartió por primera vez fuera de los Estados Unidos.
La organización, temario, asistentes y separes estuvieron a la altura de los acontecimientos.  Así, al menos, traté de sintetizarlo en el cierre (https://www.youtube.com/watch?v=lwN9GhthoV0).

De alguna manera lo reflejó así la presidente de la Global Alliance, a quién invitamos como disertante (http://www.globalalliancepr.org/website/news/south-america%E2%80%A6with-passion), en el propio sitio de la entidad que nuclea a organizaciones como la nuestra a nivel mundial.
A modo de síntesis, el Consejo emitió un comunicado:

"En el marco de la cuarta edición de la Conferencia Internacional de Relaciones Públicas llevada a cabo el pasado 26 de agosto en Buenos Aires se debatieron ejes temáticos relacionados con la necesidad y urgencia de abordar el diálogo institucional tanto en sectores privados como públicos"


Ciudad A. de Buenos Aires, septiembre de 2014.- El pasado 26 de agosto se llevó a cabo la cuarta edición de la Conferencia Internacional de Relaciones Públicas organizada por el Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina donde su presidente, Hernán Maurette, afirmó la necesidad de promover y reflexionar sobre la función republicana de la disciplina de las relaciones públicas: En esta edición de la CIRP hemos intentado dejar un legado que permita situar las RR. PP. en escenarios que exceden un ejercicio meramente corporativo, ampliando la presencia de la profesión en organizaciones públicas y sociales para la promoción del diálogo institucional”.  
En el Campus Centro de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) de la Ciudad A. de Buenos Aires se dio cita una nueva edición de la Conferencia Internacional de Relaciones Públicas, actividad icónica de las comunicaciones que reunió a más de 450 asistentes provenientes de numerosos puntos nuestro país (Jujuy, Salta, Chaco, Posadas, Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Comodoro Rivadavia, Mendoza, ciudad autónoma y provincia de Buenos Aires, entre otros) y de la Región (particularmente, estuvieron las autoridades de la Asociación Uruguaya de RR. PP., liderados por su presidente). 
Bajo el lema “Los nuevos escenarios del diálogo institucional” se abordaron cuatro ejes temáticos centrales como NarrativasTransmedia, Storytelling, “Big Data”; “Sustentabilidad y su impacto en la Reputación”; y, “Dialogo entre el Sector Público y Privado”.
Entre las disertaciones más destacadas se encontraron, en primer lugar, la de Anne Gregory (Reino Unido), que acercó sus pensamientos respecto de los factores directrices que hacen necesaria nuestra profesión en el mundo y los cambios que atraviesan las organizaciones en el presente; Carlos Scolari (España/Argentina) abrió su exposición presentando cuál es la ecología de los medios en la actualidad y la explosión de los nuevos espacios en lo que a la comunicación refiere; Tyler Durham (Estados Unidos) versó alrededor de los cambios turbulentos en las organizaciones y del poder de la palabra que actualmente se encuentra concentrado también en las personas; Timothy Coombs (Estados Unidos) planteó, por su parte, retomar el diálogo como eje central en el campo de las relaciones públicas y puntualizó que no se deben ignorar los vínculos débiles existentes con los diferentes públicos sino que se debe gestionar su fortalecimiento.
La jornada además contó con un último panel  a modo de cierre – con formato living invitando a la reflexión y distención de los invitados y audiencia, conformado por Anne Gregory, Chair de la Global Alliance for Public Relations and Communications Management; Tim Coombs –experto en crisis en redes sociales y crítico de la disciplina-; Carlos Scolari, experto en Narrativas Transmedia; y, Tyler Durham, Change Management y Global Managing Director de Ketchum Pleon Change. El panel fue moderado por Gustavo Pedace, ex presidente del Consejo Profesional, quién supo formular preguntas muy interesantes con respecto a la profesión y paradigma actuales, generando un clima acogedor descontracturado.


La nueva edición de la Conferencia Internacional de Relaciones Públicas se llevará a cabo en el año 2016, coincidentemente con el aniversario de la Independencia de la República Argentina.

 
Comida de Cierre con invitados extranjeros y disertantes en Google Argentina
 Acerca del Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina
El Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina (www.rrpp.org.ar) es una entidad sin fines de lucro que desde hace 54 años congrega a más de 600 profesionales de la actividad y defiende sus intereses. Su misión es jerarquizar a la profesión.

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...