Asamblea del Consejo RR. PP.


El jueves pasado, 24 de julio, se realizó la asamblea del Consejo de Relaciones Públicas de la República Argentina. La presidió Miguel Gimenez Zapiola quién, como tesorero, pidió la aprobación del balance. Le pedí que la presida, aunque la tradición indica que lo haga el presidente del Consejo, ya que como expresé en esa oportunidad le debo mucho a su enorme dedicación y cuidado en el manejo de las cuentas de los recursos que son de todos los socios del Consejo. Tan importante es la tarea que realiza, con la asistencia de la siempre bien dispuesta Rosita Pedace, como la que el presidente efectúa con la coordinación de Agustín Seijas y la comunicación de Paula García.



Dicho esto, paso a relevar someramente algunos de los conceptos vertidos en ocasión de presentar la memoria.
Dije que la memoria, aún cuando estaba disponible para su lectura, no era un secreto para nadie ya que todo el año, mes a mes, remitimos la minuta de lo tratado por la Comisión Directiva.
Luego, especifiqué algunos puntos que valía la pena hacer destacar:
. Socios. El crecimiento de los socios en cantidad (superamos cómodamente los 600) y en calidad (proporcionalmente, la cantidad de adherentes quedó reducida a los 150, cuando históricamente fue la mitad). Cada mes tenemos que aprobar el ingreso de DirComs y de altos funcionarios públicos y, en los últimos meses también de consultoras, y pocos o ningún egreso. Vale la pena destacar la incorporación crecientes de voceros y ejecutivos estatales, ya que responde a un plan de representación exhaustiva de la profesión.
. De lograr aumentar la cantidad, vamos a obtener escala como para poder alcanzar algunas funciones gremiales propias de una organización como la nuestra: asistencia en materia de salud o provisional y asesoramiento legal y contable, por ejemplo. Nos encontramos empezando a averigüar antecedentes y posibilidades en otras entidades similares a la nuestra.
. Rol institucional. Hemos profundizado en el rol institucional de la profesión derivado de sus funciones republicanas en materia de establecer la agenda pública y peticionar a las autoridades o gestionar intereses.
. Para esto hemos aumentado el relacionamiento con entidades hermanas. En el orden internacional, con la Global Alliance, en donde hemos logrado hacer ingresar a su Board a nuestra Alejandra Brandolini (hecho sin precedentes); a nivel corporativo, con el Foro Público y el incremento en las relaciones con la división de Relaciones Institucionales de IDEA, el CirCom y con el círculo Dircom; y en el ámbito académico con Adugrep -que se evidenció con unas olimpíadas altamente representadas por prácticamente todas a las universidades públicas y privadas que dictan la carrera- y, ahora también, formalizando la relación con las universidades a través de convenios de mutua cooperación.
. Seguimos consolidando la sana administración que se inició desde la época de Graciela Fernández Ivern y el desarrollo intitucional alcanzado en la gestión de Gustavo Pedace.
. Retomanos el objetivo de jerarquizar, además de la identificación como tales de los profesionales de relaciones públicas, por la vía de la actualización profesional.
. Recuperamos el nivel de actividad de la comisión de jóvenes profesionales y estudiantes que se lució a salón lleno en octubre en la legislatura porteña con ocasión de su encuentro anual.
. La Comisión de intercambio se convirtió en el músculo ineludible de toda las actividades del Consejo.
. Mantuvimos el compromiso de la profesión con los segmentos más vulnerables, tales como las organizaciones sociales (con la Maratón Solidaria) y las Pymes (con Prender).
. Hemos organizado una gran conferencia internacional, como se podrá comprobar prácticamente dentro de un mes en la UADE.
. Honramos a nuestros mayores. Celebramos los 50 años del dictado de la carrera de Relaciones Públicas en la UADE y el cincuentenario de las universidades Kennedy y de Belgrano. La primera será la sede de la 4ta Cirp; la UB, del Encuentro de investigación, y la UK, de parte del Ciclo de Actualización. Además, empezaremos en los próximos días la clasificación de la información existente en el Consejo de modo de colaborar con la confección de la historia de la profesión. Hicimos honorarios a los premiados por su trayectoria y a los ex presidentes.
. Mejoramos nuestra web site y la Intranet.
. Adecuamos los requisitos para mejorar nuestra presencia en todo el territorio nacional, además de consolidar algunas delegaciones, reconociendo como delegados a nuestros socios dispersos por el país.
. Hemos trabajado en formalizar una red de intercambio de información y contactos a nivel regional, con aquellos colegas que tienen inferencia en otros países o con aquellos que directamente han tenido que emigrar.
Podría seguir, pero es mejor volver al trabajo. Pero no hoy, que es domingo, Día del Señor.+

Lobby mediterráneo


Este jueves tuve el privilegio de ir a dar una clase sobre lobby al ciclo de capacitación que organizó el Círculo de Comunicadores de Córdoba (CirCom), en la sede de la Unión Industrial de Córdoba (UIC).
Me recibió el presidente del CirCom y director ejecutivo de la UIC, Fernando Sibila, y mi antecesor en el horario matutino, Gera Fraire (Tarjeta Naranja), me acompañó a almorzar en la Bolsa de Comercio en donde se desarrollaba el ciclo de charlas mensuales. Habló el economista en jefe del instituto de estudios económicos de la Bolsa y el historiador Luis Romero, previa introducción de su presidente. El salón se lució; estaba de estreno, luego de una obra de refacción. El auditorio también. Habría unas doscientas personas. La comida fue excelente.
Luego volví a la UIC para dictar mi charla. Los cursantes eran muy calificados e interactivos, y supieron aprovechar lo mejor que tenía para llevarles: el debate sobre la ética. Hice preguntas en torno del uso de la verdad, la honestidad, la justicia y la libertad, en el ejercicio de la gestión de intereses, y me llevé una magnífica impresión. Estaba frente a gente sana con interesantes desafíos.
Córdoba tiene alto nivel y me sorprende siempre. Además, da gustó visitar a los amigos del CirCom.+

Al Encuentro

El texto que pego a continuación es la homilía que leyó Mons. Radrizzani el Día del Periodista en la Basílica Nuestra Señora del Socorro. La incluyo en este blog dado que lo que dice de los periodistas es aplicable a los comunicadores, en general.
La síntesis de sus recomendaciones son tres: buscar permanentemente la verdad, forjar una cultura del encuentro y ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos.+


Homilía Misa por el día del periodista
Basílica del Socorro, 6 de junio de 2014

“…no hay vida democrática auténtica sin periodistas independientes”


Celebramos una vez más con alegría, junto al club Gente de Prensa y todos los profesionales de la comunicación, el día del periodista. Como todos los años recordamos también mensaje del Papa Francisco a todos los comunicadores con ocasión de la Jornada Mundial de las Comunicaciones, que se celebró el último domingo en la fiesta de la Ascensión del Señor.

El texto evangélico que acabamos de escuchar nos muestra a los discípulos de Jesús tristes y abatidos, y al mismo Señor iluminando con sus palabras y sus gestos la realidad que estaban viviendo. Esas palabras y gestos les devuelven la confianza y el entusiasmo, y ya sin temor corren a anunciar la Buena Noticia.  

En su mensaje el Santo Padre convoca a los comunicadores a ser constructores con palabras y con gestos, de “una auténtica cultura del encuentro”. Es un gran desafío para cada comunicador preguntarse si en su trabajo cotidiano contribuye de manera positiva y generosa a facilitar un clima de encuentro y de amistad social.

Como todos sabemos la tarea del periodista se desarrolla hoy en el marco de nuevas y desafiantes circunstancias: por una parte las empresas periodísticas están atravesando tiempos de profundas transformaciones que hacen más compleja la tarea del periodista, y por otra las nuevas tecnologías de la comunicación han generado una nueva realidad que exige a los periodistas un importante esfuerzo de adaptación.

¿Cómo conservar en estas circunstancias el entusiasmo de la vocación periodística y el lugar propio e irreemplazable del periodista profesional? La sociedad democrática necesita de periodistas valientes y comprometidos con la verdad porque no hay vida democrática auténtica sin periodistas independientes.  

El Papa nos ofrece una luz importante y decisiva para respondernos a este interrogante cuando nos dice: “sólo quien comunica poniéndose en juego a sí mismo puede representar un punto de referencia. El compromiso personal es la raíz misma de la fiabilidad de un comunicador”.

Las transformaciones que se viven en el mundo de la comunicación hacen cada día más significativo el testimonio personal para ser “un punto de referencia”. La cultura del encuentro, que se concreta en nuestro país en una convivencia democrática respetuosa y comprometida con una armonía pacífica de todos los ciudadanos, exige periodistas que estén a la altura de esas circunstancias; hombres y mujeres que desde los diversos medios de comunicación “se pongan en juego”; asuman un compromiso personal que será “la raíz misma de la fiabilidad de un comunicador” como expresa Francisco.

El mismo Santo Padre es el primero en mostrarnos con su manera de comunicar lo que quiere decir cuando habla de compromiso personal. Sus palabras van siempre acompañadas de gestos concretos y de un estilo de vida que lo hace creíble y, como él mismo dice, “un punto de referencia”.

Solamente tres ejemplos para ilustrar esa coherencia:

  • Habla de una Iglesia pobre y para los pobres y viaja hasta Lampedusa para denunciar “la globalización de la indiferencia”;

  • reclama compromiso personal y en su presencia en los medios de comunicación afronta temas críticos y genera debates de fondo, como su intervención decidida en el conflicto de Siria;

  • afirma que “dialogar no significa renunciar a las propias ideas y tradiciones, sino a la pretensión de que sean únicas y absolutas” y en su primer encuentro con los comunicadores en el momento de la bendición expresa su respeto a quienes no comparten la fe cristiana.

El día del periodista recuerda la fundación de la Gaceta de Buenos Aires en los primeros momentos de la vida de nuestra patria. Desde entonces muchos grandes periodistas se han convertido en “puntos de referencia” para la vida democrática de nuestro país. Ese es el camino a seguir, un camino de compromiso y creatividad para estos tiempos de cambios acelerados y profundos desencuentros en los que la presentación de la verdad a través de los medios es una necesidad impostergable para la salud de la democracia.

Finalmente, en el mensaje que el Papa nos envía para este año nos dice: “La revolución de los medios de comunicación y de la información constituye un desafío grande y apasionante que requiere energías renovadas y una nueva imaginación para transmitir a los demás la belleza de Dios”.

Les dejo tres palabras que pueden ser nuestro programa de vida: Buscar la verdad, artesanos de encuentros y deseo constante de coherencia de vida. Gracias a Dios y a ustedes por el valiosísimo servicio que realizan.

Pidamos al Espíritu Santo en esta víspera de Pentecostés nos ayude a renovar nuestra imaginación y nuestra esperanza para llevar a cabo esta fascinante tarea y esta atrayente vocación que hemos recibido. Así sea.


Mons. Agustín Radrizzani
Presidente
Comisión Episcopal de Comunicación Social

Una nueva etapa profesional

Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...