jueves, 1 de mayo de 2014

Militando la información

Esta semana, en un aula cedida gentilmente por la Universidad Siglo 21 en su sede porteña de la avenida Córdoba el Consejo tuvo una nueva charla del Ciclo de Actualización, que dirigen Jon Thienemann y Damián Altgelt. Esta vez fue para abordar un concepto que, como introdujo el  de la actividad Carlos Mazalan, debería interpelarnos como profesionales, Open Data.

Diego Japss y Florencia Fernandez Blanco, de La Nación data nos contaron cómo trabajan en la redacción. Se definieron como periodistas que trabajan en una redacción digital.
Los ejes de su trabajo son: Transparentar la información pública, descubrir historias escondidas detrás de los datos, provocar cambios, mejoras y concientización de la ciudadanía, y a hacer visiblemente atractiva la información dura.
Promueven la apertura de la información al público, que es sobre lo que ellos trabajan. Hacen "hacktivismo".  Por ese motivo, comparten la información del Excel con la que configuran sus gráficos en un documento.csv. Para qué la gente pueda hacer con los datos la lectura que mejor les plazca.


Una sonsideración personal: Este nuevo concepto supone la existencia de un sujeto que recaba información, datos. Periodísticamente, esa es la labor de un cronista; políticamente, de un militante.
En lugar del orador persuasivo, aparece un personaje que sabe qué información es la que necesita la gente para poder develar un déficit o una oportunidad de mejora, procura su disponibilidad y la comunica de manera elocuente y transparente. La selección de la información es una definición estatégica, los plazos, las series y las fronteras, también.


Luego habló Rudy Borrmann @donrudy, responsable de hablas data del gobierno de la ciudad de buenos aires. 
Trabaja en crear un Marco legal Favorable al gobierno abierto y apertura de un catálogo de datos públicos reutilizables, a través de un sistema de aplicaciones.
Empezó contando que ayer en los EE.UU. se sancionó una ley para poder publicar la información pública sobre la base del concepto OPEN data.
Los estándares para poder ser compartidos están internacionalmente establecidos.
El uso de los molinetes del subte, el tráfico de bicicletas entre una y otra estación, la recolección de residuos (generación y recorrido), la cantidad y localización de los jacarandáes, son algunos de los data sets elegidos por su departamento.
Refirió a los hackatones como para trabajar un problema con individuos de distinta proveniencia e información, de modo de generar soluciones para problemas que se descubren a partir de la lectura de datos.
Es útil para leer la información que surge de las redes sociales. Se puede usar para advertir un caso de bullying, por ejemplo.
Aclaró que Big Data (profusión y gran volumen de datos) no es necesariamente Open Data, que está estandarizado.
Ahora intentan que todas las áreas de infraestructura puedan ofrecer datos en tiempo real.

De acuerdo con mi propia experiencia les pregunté a los periodistas por un proyecto de medición del trabajo legislativo. Nosotros en FUPPEL, en 1992/93 realizamos ese trabajo y pudimos percibir la litación de la evaluación cualitativa y hasta ideológica que merece. Fernández Blanco destacó la importancia de contextualizar la infirmación al presentarla.+

No hay comentarios: