miércoles, 19 de febrero de 2014

También en el Vaticano

A pesar de su estilo espontáneo e informal, Jorge Bergoglio siempre se ocupó de la comunicación. Atento a que todos los hechos comunican, es un preciosista de los detalles. pero también un estratega.+

Reorganización de los medios de la Santa Sede
AnsaCIUDAD DEL VATICANO, 18 (ANSA)- El Vaticano perfila la reorganización de su "máquina" comunicacional, cuya gestión -ahora fragmentada en varias unidades- debería ser simplificada y fusionada y también, en consecuencia, más centralizada.
    Este plan se prepara mientras el papa Francisco y el consejo de ocho cardenales debaten la reforma de la Curia, y en estos días en particular la reorganización del Instituto de Obras Religiosas (IOR, el banco vaticano) y de los ministerios económicos, así como la revisión de los consejos pontificios.
    Los objetivos de comunicación, de cualquier manera, ya figuraban en el origen de la consulta confiada el 18 de diciembre pasado por la comisión sobre asuntos económico y administrativos de la Santa Sede a la consultora internacional McKinsey & Company, para que elabore un "plan integrado" que haga "mayormente funcional, eficaz y moderna" la organización de los medios vaticanos.
    Según parece, McKinsey todavía no terminó su trabajo, sigue recogiendo elementos de los responsables de varios medios y aún no formuló propuestas y estrategias.
    El "escenario" en el cual se está trabajando en el Vaticano, empero, toma cada vez más forma y, si bien no definitivo, tiene como característica principal la "simplificación".
    El intento, según las hipótesis que surgen en los últimos días, es tener bajo el único "sombrero" del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales a la Radio Vaticana, l'Osservatore Romano, el Centro Televisivo Vaticano (Ctv) y también la sala de prensa de la Santa Sede.
    Cada uno de estos medios mantendría su peculiaridad y dirección.
    El objetivo primario sigue siendo la racionalización de la organización, que ahora compete a ministerios distintos, y también los gastos.
    Una especificidad aparte será la vocería, que, como tal, y por motivos evidentes, seguirá dependiendo de la Secretaría de Estados.
    Así, ya no habrá más una estructura de comunicaciones dividida en la gestión y en las referencias jerárquicas, a veces también superpuestas entre sí, sino una fusión organizacional: esta es la "revolución" de los medios vaticanos en la era Bergoglio.
    No es la primera vez que se habla de un nuevo plan de comunicaciones de la Santa Sede, que prevería centrar los medios en un único ministerio.
    El proyecto ya se observaba en la hipótesis de simplificación y unificación para las áreas temáticas de los entes curiales, en cuyo estudio se había abocado años atrás el cardenal Attilio Nicora, entonces presidente del Apsa (Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica).
    Pero aquel estudio no fue ejecutado y por el momento las varias "voces" mediáticas del Vaticano siguieron autónomas entre sí.
    Ahora, en el marco de la reestructuración general de la Curia promovida por el papa Francisco junto a su "C8", la hipótesis de reordenamiento se hace más concreta.
    La transición, al menos temporalmente, también coincide con el sacudón que afectó a la red televisiva de la Cei, Tv2000, cuyo director, Dino Boffo, que también dirigió el periódico Avvenire, fue removido el viernes pasado y sustituido interinamente por el cardenal Francesco Ceriotti, de 92 años, y por mucho tiempo vocero histórico de la Cei, que esa misma mañana pudo saludar al papa Francisco en la misa de Santa Marta, donde estaba el director del Ctv, monseñor Darío Edoardo Vigano. GR-GMA/ACZ 

18/02/2014 17:34 

No hay comentarios: