miércoles, 4 de diciembre de 2013

Por una Argentina más justa y fraterna

Este es el discurso que escribí ayer para decir hoy en el Cocktail del Consejo RRPP.
Sólo quedaron algunas cosas en el tintero.

Buenas tardes,
Como bien sabemos por nuestra índole profesional, las ceremonias como ésta tienen una finalidad que debe ser honrada.
Estos cocktails sirven para detenerse unos días antes de chocar contra el final de año de modo tal de poder hacer un balance de lo acontecido y de proyectar el futuro. Una conciliación entre el debe y el haber antes de disponerse al descanso festivo y/o estival.
Esta reflexión que quiero hacer tiene tres dimensiones:
1. Como no podía ser de otra manera, la cuestión política.
Nos equivocaríamos muy fulero si creyéramos que podemos echarle la culpa sobre la situación de nuestro bendito país a nadie más que a nosotros. Pocos estamos más involucrados en la moderna suerte de las naciones más que los relacionistas públicos.
Nos lo dijo con todas las letras el presidente de la Legislatura Porteña, Cristian Ritondo, en octubre, con ocasión del magnífico 30mo Encuentro de Jóvenes Profesionales y Estudiantes. No sólo dijo eso, dijo que nuestra influencia en la política iba a ser cada vez mayor.
Es que nosotros somos agentes de la república al gestionar la construcción de una agenda común, a través de la prensa y de las instituciones. Somos mediadores con los stakeholders, administradores de intereses. Somos constructores de la sociedad. Nadie más que nosotros, porque influimos hasta en las decisiones que tienen impacto social. No hace falta profundizar. Todos sabemos a qué me refiero.
2. Pero no estamos solos. Estamos aquí reunidos por un Consejo Profesional que es consciente de este mayúsculo desafío y que se ha dispuesto a dotarnos de todas las herramientas posibles.
Desde la Comisión Corporativa, por ejemplo, establecimos una agenda común con la División de Relaciones Institucionales de IDEA, con el Circulo DirCom y con el Circulo de Comunicadores de Córdoba (CirCom), en torno del dialogo como espacio institucionalmente concebido.
En esa misma comisión se constituyó también el Foro Público, que es la reunión de voceros políticos y funcionarios estatales. La incorporación de altísimos referentes de la profesión en ese ámbito y una modesta pero creíble y atractiva propuesta de trabajo lo puso rápidamente en marcha.
La incorporación de este segmento profesional al Consejo nos consolida como representantes de la profesión, y amplía el horizonte y nuestra real dimensión.
Ahora que estamos todos en un mismo barco, el desafío es integrarse. Con la recompensa por el lado del enriquecimiento que significa la comprensión y mutua admiración con el otro. Mientras más diferentes, mejor.
Tenemos una linda agenda conjunta.
Para mirar temporalmente lejos, tenemos en agosto la 4ta Conferencia Internacional, que se viene con todo. Por otra parte, el hecho de que coincida con el 50 aniversario del dictado de la carrera de RR.PP. en la Argentina (en rigor, por primera vez fuera de los Estados Unidos) es todo un acontecimiento que tendremos el gusto de celebrar en la UADE.
Aprovecho para agradecer el generoso ofrecimiento que nos permitirá alternar la sede de nuestra conferencia entre las diversas entidades académicas que estén en condiciones de recibirnos, mecánica que inauguramos hace dos años en la UCA.
Para mirar geográficamente lejos, estamos desarrollando un Foro que permitirá el intercambio de información y contactos entre quienes tienen responsabilidades regionales. Y la primer Conferencia de la Global Alliance bilingüe inglés/castellano, en septiembre, en Madrid. Hemos recibido en persona la invitación de nuestros amigos del DirCom, que intentaremos satisfacer con el envío de una delegación regional. También tenemos que devolver la visita que nos hizo la brasilera Aberje hace un par de años.
Para el corto plazo tenemos el nuevo ciclo de Charlas de Actualización y el proyecto de Observatorio Permanente que informará al Tribunal de Etica.
También estaremos atendiendo las necesidades de los más jóvenes, conformando un paquete simplificado de beneficios, y la de todos los socios, desarrollando una eficiente intranet. Fíjense que hasta ahora he eludido trabajosamente el dar nombres para no ser injusto con ninguno.
Sin perder de vista nuestro entorno, estamos sumando a la Maratón Solidaria el programa Prender. Ambas iniciativas tendrán que apuntar al mismo tiempo a la atención de los segmentos más vulnerables, a la empleabilidad de los chicos y, en lo posible también, a la constitución de nuevos mercados.
Es que en la juventud hay que establecer el estándar profesional que queremos que rija en el futuro. Por eso hoy hemos invitado a participar de esta reunión a los egresados de la segunda edición del Programa de Formación de Jóvenes Profesionales, muchos de los cuales participaron en las Olimpíadas de RRPP, que este año fueron un éxito rotundo con la participación de las dos universidades públicas (La Matanza y Lomas de Zamora) y de prácticamente todas las privadas, de todo el país.
Para todo esto contamos con el apoyo operativo de la Comisión de Intercambio, que se ha vuelto estratégica por su rol transversal a la organización, y con numerosos ejecutivos, consultores y profesores que ofrecen cada vez más tiempo y energía en esta clase de proyectos.
3. Podría estar hablando dos horas del Consejo. Pasemos ahora de la dimensión asociativa a la individual, a la personal.
Es evidente el desafío ético que implica lo que estuvimos hablando.
Pero más importante aún es darle una visión, además de alta, trascendente.
Diciembre es un tiempo espiritualmente importante para todos los creyentes, por un lado, y sentimentalmente intenso para todos los americanos que vivimos inmersos en una cultura cristiana.
Aprovechemos para preparar nuestro sacrificio navideño.
Para llegar con una ofrenda que trascienda a nuestro bienestar individual a la mesa familiar.
Nuestra profesión lo permite, por lo que dijimos al principio. Porque, al decir del Papa Francisco, la política es la máxima expresión de la caridad. Y nosotros podemos hacer mucho para ayudar a nuestra querida Argentina. Más aún, a la Patria Grande que soñaron los Libertadores.
Y elevemos también nuestra copa.
Antes de brindar, quiero llamar a que me acompañen los ex presidentes que nos acompañan (Gustavo Pedace, Edgardo Frola, Mariano Bronenberg, Manuel Montaner y Gustavio Averbuj); a la Comisión Directiva Ampliada, que incluye a las autoridades de las comisiones, y a los distinguidos premiados.
Ahora, si, para brindar por una Argentina más justa y fraterna.+

No hay comentarios: