Semana Social

José Ignacio López, Víctor de Gennaro, Mons. Jorge Casaretto, Graciela Ocaña, Bettina González y Robinson Julian.
SEGUNDA SESIÓN SEMANA DE LA PASTORAL SOCIAL EN MAR DEL PLATA
(información de prensa)
 
Este sábado 29 de junio, se llevó a cabo la Segunda Sesión de la Semana Social 2013 organizada en comunión por la Comisión Episcopal de Pastoral Social y el Obispado de Mar del Plata y que tienen lugar en el Hotel Intersur 13 de Julio.
El primer panel central tuvo como tema “Principales desafíos a 30 años de la Democracia”.
Expusieron: Bettina González (empresaria que adhiere a Economía de Comunión), Graciela Ocaña (ex ministra de Salud de Cristina F. de Kirchner), José Ignacio López (ex vocero presidencial de Raúl Alfonsín), Víctor De Gennaro (20 años creación de la CTA). Presentó: monseñor Jorge Casaretto.

Bettina González: Se refirió a su emprendimiento turístico que desarrolla bajo los principios de la Economía de Comunión inspirados en el movimiento de los focolares fundado por Chiara Lubich. “En la Economía de comunión el objetivo principal son los pobres. La persona está en el centro de las decisiones, fomentamos el desarrollo de las capacidades personales y valores como amor, reciprocidad, gratuidad, fraternidad, comunión. Estamos generando una nueva cultura. Nosotros hacemos turismo solidario.”

Graciela Ocaña: “Nuestra democracia tiene que saldar una deuda enorme: la social. Somos parte de una Argentina que tuvo movilidad social ascendente. Hoy no sabemos si nuestros hijos podrán recorrerla. El gran motor de la movilidad social ascendente fue la educación pública de calidad, que también constituye una deuda de nuestra democracia. No hay que tener miedo a evaluar la calidad educativa. El próximo desafío grande es revisar la cuestión impositiva. La fuerza de Francisco nos indica que con la fe podemos llevar adelante los cambios. Francisco es una fuente de inspiración para los argentinos”.

José Ignacio López: “No hay casualidades ni coincidencias. Esta Semana Social se inicia activamente en el día del Papa. Estamos en un espacio de encuentro para hacer memoria agradecida y para construir. Somos testigos y protagonistas de un tiempo bisagra para la Iglesia. Sin Benedicto renunciando no habría un Francisco. Memoria agradecida por estos 30 años de democracia que nos ayudan a construir la paz. Hoy podemos decir que en la Argentina no habrá más presidentes de facto. Memoria agradecida por los tiempos de finales del 2001 —tiempos de disgregación social— en los que la Iglesia (laicos, obispos, políticos) creó un espacio para el diálogo sincero”.

Víctor De Gennaro: Destacó la claridad, profundidad y sencillez del discurso inaugural de monseñor Lozano en la Primera Sesión de la Semana Social. “Quiero resaltar mi memoria agradecida a la Pastoral Social —no me puedo olvidar de monseñor Laguna y monseñor Bufano (aplausos), cuando nos juntábamos en el CIAS— y me voy a centrar en los pobres y los sobrevivientes. Venimos de un genocidio y somos sobrevivientes de él. Hoy con la democracia nos pueden ganar pero sin democracia seguro que perdemos. El hambre es un crimen y una inmoralidad. Venimos repitiendo un modelo económico para afuera y para arriba. Hay que democratizar el modelo. En Argentina sobra riqueza y falta vergüenza en los que mandan. Y hay pobreza porque hay riqueza. En nuestro país, y más allá de todos los gobiernos, en el año 1997 las 200 empresas que más facturaban en nuestro país, su facturación representaba el 11.2% del PBI. 104 de esas empresas eran extranjeras. Pasó Menem, pasó De la Rúa, pasó Duhalde, pasó Néstor Kirchner, pasó Cristina Kirchner y en el 2011 esas 200 empresas ya facturan el 20.5% del PBI. Casi el doble. Ahora 128 son extranjeras. Esa es la diferencia: concentración y extranjerización.
Las revoluciones son convocadas por la esperanza.”


+ + + + + 


Mensaje final Semana Social 2013
La Esperanza nos anima: "Democracia, equidad y desarrollo integral"
Con ese lema nos hemos reunido en la Ciudad de Mar del Plata, los días 28, 29 y 30 de junio.
Hemos puesto el acento en tener una memoria agradecida por estos 30 años de vida democrática, en un camino de creciente afirmación de sus principios. A su vez, mencionamos situaciones pendientes de resolución, pero con una mirada esperanzada en la medida que los argentinos seamos capaces de incrementar el diálogo y la amistad social, en firme compromiso con los más pobres.
Recordamos, acorde con la Doctrina Social de la Iglesia, que "una autentica democracia no es sólo resultado de un respeto formal de las reglas, sino que es el fruto de la aceptación convencida de los valores que inspiran los procedimientos democráticos: la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del bien común como fin y criterio regulador de la vida política" (CDSI, 497).
Estamos convencidos de que debemos seguir trabajando con gran empeño para asegurar "la plena vigencia de la división de los poderes republicanos en el seno de la democracia" (Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad 2010-2016, Nº 35), esa Democracia que tanto nos ha conseguido conquistar y que hemos de cuidar cada día, y que aún necesita seguir madurando y fortaleciéndose. Creemos también que "la calidad institucional es el camino seguro para lograr la inclusión social" (Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad 2010-2016, Nº 35) a la que tanto aspiramos.
Hemos recibido con gran alegría un mensaje del Papa Francisco enviado por el Cardenal Bertone. Además de su saludo y aliento, el Santo Padre recuerda:
"El papel central de la persona humana en todo el ordenamiento político, judicial y social, así como la necesidad de tutelar y promover sus derechos fundamentales e inalienables, como expresión de su altísima dignidad, para que el sistema democrático halle en el necesario patrimonio de valores humanos y espirituales una guía para su acción política y se evite así su instrumentalización por intereses partidistas y lógicas de poder".
Se desarrollaron paneles que contaron con gobernadores, funcionarios de diversos ámbitos, legisladores, empresarios, dirigentes sindicales y miembros de diversas organizaciones sociales.
A lo largo de los tres días se privilegió el diálogo en pos de la construcción del bien común. Queremos reafirmar que "la promoción de políticas públicas es una nueva forma de opción por nuestros hermanos más pobres y excluidos" (Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad 2010-2016, Nº 18). Ello nos insta a ser parte, a comprometernos cada vez más en la consolidación de la Democracia promoviendo nuevos estilos de liderazgo.
Se trabajaron paralelamente en cuatro mesas temáticas: Problemáticas de la tierra, Organizaciones Sociales y partidos políticos, Jóvenes y familias y Fe como compromiso público. El debate giró en torno a los logros y desafíos en el marco de la conmemoración de los 30 años de la Democracia.
Destacamos de manera particular la participación de numerosos jóvenes a quienes queremos acompañar y alentar en su compromiso social y político. Ellos son una auténtica fuerza de cambio social.
La esperanza nos anima.

Seguimos trabajando por el bien común.+

Elogio del Dialogo

Ejemplo

Elogio del diálogo

En un encuentro lúcido y conmovedor, Graciela Fernández Meijide y Héctor Leis, autores de sendos libros sobre la violencia de los años 70, dieron una lección sobre cómo construir aun en las diferencias
Por   | Para LA NACION
Fui testigo de una situación extraña. Demasiado extraña para los tiempos que corren. Dos personas, muy respetables ambas, dialogaron durante una semana. Podría pensarse que esto no tiene nada de particular. Sin embargo, haber contado con el privilegio de ser testigo de las conversaciones entre Graciela Fernández Meijide y Héctor Leis dejó en mí la idea de que hay algo que nos está faltando, algo que hemos perdido: tenemos la obligación y la necesidad urgente de volver a conversar entre nosotros, los argentinos.
Fernández Meijide y Leis han publicado en las últimas semanas dos libros importantes: No eran héroes, eran humanos (Sudamericana) yTestamento político (Katz Editores). Los dos vienen generando comentarios, debates, elogios, críticas y polémicas. En ellos revisan los orígenes de la tragedia argentina de la década del 70 de manera muy diferente. Los dos postulan ideas propias y nuevas. Fernández Meijide sostiene la importancia de realizar una fuerte crítica a las organizaciones armadas que intentaron tomar el poder en aquel tiempo a través de la violencia. Su crítica va más allá de lo bueno o lo malo de la estrategia de cada grupo. Se dirige al corazón del problema, es decir, el desprecio por la vida. Por su parte, Leis relata su propia biografía como combatiente en las filas de Montoneros y concluye con un pedido de perdón por sus acciones dirigido a la sociedad, al tiempo que propone un memorial único con los nombres de todas las víctimas de la barbarie, las del Estado y las de los grupos guerrilleros.
Demasiado joven para aquella historia -soy clase 66-, ambos libros me conmovieron. Por lo tanto, cuando Fernández Meijide me dijo que quería conversar con Leis, quien vive en Brasil desde hace muchos años, hice todo lo posible para que el encuentro pudiera llevarse a cabo. Pensé también que sería apropiado registrar las imágenes y el sonido de ese diálogo y convoqué a los jóvenes cineastas Carolina Azzi y Pablo Racioppi. Así, el 22 de mayo pasado partimos para Florianópolis junto con Graciela, con sus fuertes 82 años, y sin saber del todo qué ocurriría una vez allí y qué registraríamos en los siguientes siete días en la casa de Leis, en el interior de la isla de Santa Catarina.
El diálogo es una tradición, un hábito, una costumbre, que imperceptiblemente fue dejando de formar parte de nuestra cultura. No me refiero a la polémica ni a la confrontación, que, por el contrario, se han vuelto omnipresentes en la política y, en muchos casos, han hecho nido entre amigos o familiares. Nos hemos acostumbrado mansamente a los agravios, a considerar a los demás como adversarios o enemigos que deben ser derrotados, no escuchados, ninguneados. Hemos permitido que la chicana se convirtiera en nuestro instrumento primordial. El encuentro entre personas que piensan distinto es hoy un match de lucha en el barro. Uno debe ganar, el otro debe perder. Para el que gana, todo. Para el enemigo, ni justicia, como afirmó alguna vez Juan Perón en una de sus peores frases vista a la luz de los efectos que tuvo. El diálogo es otra cosa.
A lo largo de las más de veinte horas de conversaciones entre Graciela y Héctor no hubo una sola descalificación, no hubo ningún intento de convencer al otro del punto de vista propio. Aunque parezca mentira, dialogaron. Recorrieron cada uno de los episodios que contribuyeron a formar la historia negra de la violencia política en la Argentina desde la mañana del 16 de junio de 1955 hasta la del 23 de enero de 1989. Atravesaron los intentos de la democracia por superar, sancionar y olvidar el pasado: los decretos de diciembre de 1983, la Conadep, los juicios a las juntas militares, las leyes de punto final y obediencia debida, los indultos, los nuevos juicios y las experiencias de nuestros vecinos. Se contaron sus vidas, sus emociones y sus ideas mientras el país iba ensangrentándose por las motivaciones siempre tan nobles de unos y de otros. Se escucharon con atención, se interrumpieron con respeto. Se callaron cada vez que no había nada para decir. Y como en un acto de magia, que de mágico no tiene nada, comenzaron a brotar las ideas. Como una arquitectura donde cada uno aporta su parte a algo nuevo, que supera, que deja atrás, que construye. Sin la tiranía del tiempo ni la de la agenda. Sin interrupciones.
El poder del diálogo entre dos personas con vidas, edades y experiencias completamente disímiles se fue haciendo presente y se convirtió en metáfora de uno de nuestros principales fracasos como sociedad. ¿Cuánto mejores seríamos si pudiéramos dialogar? ¿Cuánto mejor nos iría? Es cierto, había un punto de partida que Leis recupera de los antiguos griegos: la phillia . El sentimiento fraterno. El afecto recíproco. El hecho de formar parte de una misma comunidad. Ese cemento extraño que nos mantiene unidos a pesar de nuestras diferencias. Pudieron dialogar porque se tienen ese tipo de respeto especial. La pertenencia a una historia común. El pacto inicial que constituye un proyecto de sociedad. Con todos, con los que piensan como uno y con todos los que piensan como ellos.
La posibilidad del diálogo abre puertas a dimensiones que los argentinos hemos olvidado y que muchos casi ni hemos conocido. El otro puede hablar y yo quiero escucharlo. Porque a partir de sus ideas puedo modificar las mías. Puedo volver a pensar lo que creía cierto. Puedo entender. Puedo analizar, ampliar, incluir, volver a pensar, encontrar mis propios errores. Y hasta puedo seguir pensando lo mismo que antes, pero habré mejorado en un plano más profundo y humano.
En el caso del encuentro entre Graciela Fernández Meijide y Héctor Leis, todos los supuestos acerca del modo en que hoy es pensada la experiencia terrible de los años 70 fueron puestos a prueba. Desde el origen mismo de la violencia, la sociedad y la cultura que la hicieron posible, el candor juvenil, la muerte, sus razones y sus sinrazones, las responsabilidades, las mentiras, el demonio y los demonios. La idealización de las víctimas, la reescritura del pasado y su revisión, las cifras, los usos políticos de la historia en el presente, los juicios para algunos y la impunidad para otros, la noción de lesa humanidad, la de genocidio. La responsabilidad de no trasladar indefinidamente al futuro una cuenta impagable. Hasta la necesidad de las confesiones, del arrepentimiento, del perdón, de la reconciliación. Palabras envenenadas que ya no pueden ni siquiera ser mencionadas sin caer en las estigmatizaciones de unos y otros. Todo pudo ser dicho. Todo fue escuchado. Y todo pudo pensarse.
Finalmente, también dieron sus explicaciones pensando en las nuevas generaciones. Explicaciones dolorosas que aún estaban pendientes. Que permanecían ocultas en los pliegues de una historia que por motivos bien distintos los tuvo como protagonistas. Como dos viejos sabios que buscan que los jóvenes no tropiecen otra vez con la misma piedra. Señalando su propios errores, los de su tiempo, intentaban mejorar su legado e iluminar el camino para los que llegamos después y los que vienen aun después de nosotros. Graciela y Héctor, una y otra vez, desde mil lugares diferentes, volvían a preguntarse y responder por qué pasó, por qué no pudo evitarse lo que pasó.
En algunos momentos la emoción pudo más y no pude contener mis lágrimas. Me preguntaba a mí mismo por qué lloraba si sólo estaba escuchando con atención a dos personas conversando. Encontré la respuesta: lloraba por nuestro fracaso. Por tantas muertes inútiles. Por su uso vil. Por el pasado que no pasa. Lloraba por nuestra gran tragedia nacional y porque el diálogo, que siempre es sanador y terapéutico, se ha vuelto extraño. Y me di cuenta, profundamente, de cuánta falta nos hace.
© LA NACION.

Ni olvidado, ni borrado

Ni derecho al olvido, ni derecho al borrado

La Abogacía General de la UE da la razón a Google, primando el derecho a la información sobre el de protección de datos

150 casos similares esperan sentencia en la Audiencia Nacional

Una imagen de la Feria del Libro de Frankfurt. / M. O. (AFP)
Unas minúsculas palabritas en una esquina de la página 23 no son como para saltar a la fama o crear alarma social. Menos aún si el texto se publicó en 1998, en catalán y en un periódico de papel. Pero a La Vanguardia se le ocurrió escanear su hemeroteca y a Google lanzar sus robots para indexar toda la información de la historia de la humanidad. Total: el anuncio del Ministerio de Trabajo subastando por impago un inmueble de Mario Costeja González y de su esposa dio, años después, la vuelta al mundo. Es la historia del cotilla de Google y del coraje de Costeja. Uno quiere recordar el pasado y el otro, borrarlo.
Quince años después de aquel anuncio, Costeja sigue apareciendo en Google, entre otras cosas, como deudor y casado, sin serlo. El empresario lleva años en los tribunales litigando para que Google retire la antigua información, reclamando lo que se ha dado en llamar derecho al olvido. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) le dio la razón, pero Google recurrió ante los tribunales de Justicia y, finalmente, la exigencia de Costeja llegó al Tribunal de Justicia de la UE. Ayer, el Abogado General emitió un informe a favor de Google y, aunque la sentencia no llegará hasta diciembre, por lo general refrenda la posición del Abogado.
No ha sido una buena noticia para Verónica Alarcón. Directora jurídica y del despacho Privacidad.es, tiene en la Audiencia Nacional varios casos similares al de Costeja contra Google. “Es destacable que se considere que no existe un derecho general al olvido, entendido como aquel que faculta al interesado para restringir o impedir que se siga difundiendo sus datos personales en relación a los resultados de búsqueda de un buscador de Internet como Google. No es una extensión de los derechos de cancelación y oposición”.
La solicitud al motor de búsqueda de eliminar determinados resultados en base a la normativa sobre protección de datos supondría una injerencia en la libertad de expresión, según la Abogacía de la Unión.
“En términos de derechos fundamentales no es una buena noticia, porque limita el derecho de las personas, ya que tendrán que ir a la fuente directa y pedir la cancelación de la indexación. Por otro lado, facilitará mucho el trabajo de los buscadores, que tendrán menos obligaciones que cumplir”, explica Ignacio Pariente, director de la Agencia Vasca de Protección de Datos.
Alarcón no cree que esta doctrina, si la acaba asumiendo el Tribunal de Justicia, sea aplicable a los medios de comunicación. “Google no es un medio de comunicación. Google es un buscador de Internet, por lo que difícilmente esta doctrina emanada del informe del Abogado General podrá extrapolarse a un medio de comunicación. Internet es un instrumento de comunicación, como lo es el papel. De forma que un trozo de papel no es un medio de comunicación, pero sí lo es si le damos forma de periódico con contenido informativo. Algo similar ocurre con Internet; no todo Internet es medio de comunicación, y desde luego en ningún caso lo es un buscador”.
En Google España están felices. “El informe es muy positivo. Los argumentos de la Abogacía Europea son los nuestros”, dice María González, responsable de los asuntos legales de Google en España y otros países europeos. “El origen del conflicto es que la Agencia Española de Protección de Datos nos consideraba responsables de contenidos de terceros”.
El informe deja claro que el editor es el responsable de la información, no Google, pero además, frente al derecho a la protección de datos personales, la abogacía pone énfasis en proteger el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la libertad de información, derechos fundamentales que se verían mermados si Google, dado su peso en la Red, retirara las informaciones de Internet.
"Para acabar con las malas críticas es preciso asfixiarlas con buenas"
Si en diciembre el Tribunal de Justicia confirma el criterio del Abogado, como suele ocurrir, se pondrá fin a un rosario de reclamaciones que aguardan un fallo en la Audiencia Nacional Española, tras haber recurrido Google las decisiones de la Agencia de Protección de Datos que ordenada la eliminación de esos datos.
El perjuicio personal por la publicación de una información —siempre veraz, aunque sea perjudicial— también se extiende a organismos o pueblos que sienten dañada su imagen por una información que indexa Google. Es el caso de lugares que sufrieron una tragedia y que años después, por no generar más informaciones ese pueblo, cuando se busca en Google por ese municipio, en primer lugar, indexa aquella mala noticia.
“Reconocemos que a veces es una información perjudicial, pero no difamatoria”, explica la letrada de Google. “Pero nosotros no podemos hacer una ponderación de derechos. Darnos ese poder no sería bueno para nadie. Esa labor la tiene que realizar en primer lugar el editor, la página web, y si no la hacen lo tienen que determinar los tribunales, pero no Google”.
Un hotel no tiene derecho al honor ni al olvido, pero una crítica en sitios como TripAdvisor, puede hundirle. “Una mala crítica, que puede ser falsa o por una venganza personal tiene un efecto letal en el caso de los pequeños hoteles”, explica Francisco Canals, creador de la empresa Identidad Legítima. Su objetivo es recomponer la fama de personas, marcas o localidades.
Ante las malas críticas acumuladas, la estrategia de Canals es “asfixiarlas con otras buenas. Nunca falsas, porque los motores de estos sitios detectan la IP, sino veraces. Así se contrarrestarán unas informaciones con otras. En el caso de personas y marcas, consigo que desaparezca esa mala imagen en un 50% de los casos o al menos se mezcle con otras buenas. Muchas veces basta con dar información, por ejemplo; que se abre la terraza de verano o la nueva carta del restaurante”, explica Canals.
Una abogada: “Se puede pedir la retirada por el derecho al honor”
“Lo peor es el algoritmo de frecuencia, porque sitios como TripAdvisor o Atrápalo solo pasan sus motores cada veinte días o así para evitar sospechosas oleadas de comentarios a la vez. Así que una mala fama tarda meses y meses en eliminarse”, justifica Canals. “En el caso de un pequeño hotel, muchas veces es demasiado tarde”.
Costeja tuvo que cambiarse su apellido, hacerse nuevas tarjetas de visita y, mientras tanto, luchar contra molinos de viento. Conocida la sentencia, ni le sorprende ni se rinde. “Es como luchar contra Dios, no hay un lobby más fuerte que Google”. Aunque no sabe aún ni cómo ni dónde, seguirá reclamando su derecho al olvido.
La abogada Alarcón le da una idea: “Se puede exigir al buscador la retirada o el bloqueo de nuestros datos personales aplicando no ya la normativa de protección de datos ni acudiendo a la AEPD, sino con la normativa sobre derecho al honor. En ningún caso se veta la posibilidad de acudir a la jurisdicción civil para defender el honor”.
En estos momentos 150 casos similares al de Costeja esperan un fallo en la Audiencia Nacional. “Es un caso único en Europa”, dice la responsable legal de Google, “por la postura muy definida que ha tomado la AEPD. En el resto de los países, la Agencia correspondiente ordena la retirada a la web original que publicó el contenido y también a Google. En España, solo a Google”.
La AEPD se duele las heridas. En un comunicado, recuerda que el informe de la Abogacía de la UE no significa una sentencia del Tribunal, y esconde que casi siempre lo refrenda. Además, quiere dejar bien claro que nunca ha estado en contra de la libertad de información y de expresión, derechos fundamentales, junto al de empresa, en los que la Abogacía europea ha basado su informe para rechazar el derecho al olvido.
La clave es la diferencia entre “indexar” y “tratar” la información
“Las solicitudes de tutela se deniegan siempre que versan sobre informaciones actuales o que poseen algún grado de relevancia o interés público”, aclara la AEPD sobre su trabajo. “Únicamente se conceden cuando se trata de informaciones personales que, además de ser obsoletas, carecen de cualquier relevancia o interés público y su difusión generalizada está generando una lesión de los derechos del solicitante”.
La AEPD aclara que, en ningún caso, pide modificar o alterar las fuentes originales, “sino únicamente que se ponga fin a su difusión general a través de los buscadores”.
Para Paloma Llaneza, abogada de tecnologías de la información y socia de Razona LegalTech, la cuestión clave es la diferenciación entre “indexar” la información y “tratar” la información. La Abogacía de la UE estima que Google solo indexa. “Esta precisión tiene su trascendencia pues al no encuadrarse la labor de Google dentro de esta figura, no tiene por qué atender las peticiones de cancelación de enlaces”. Llaneza opina que la pelota está en el tejado de las webs que son indexadas que, conforme este dictamen, son quienes han de atender las peticiones de retirada o instaurar los mecanismos de desindexación (como los txt robots) para evitar que Google y otros buscadores indexe el contenido.
En opinión de Llaneza, “los medios de comunicación que se vienen negando a hacer no indexables (que no borrados) contenidos claramente incompletos, obsoletos, innecesariamente denigratorios o incluso erróneos están haciendo posible que sean vistos por cualquiera que haga una búsqueda y ello está provocando un grave demérito en la vida privada de mucha gente. Si los antecedentes penales se borran y no son universalmente accesibles, no se entiende que se someta a pena de buscador a tanta gente”.
Pese a la derrota, Costeja ha ganado. Cuando se busca su nombre en Internet, los seis primeros resultados se refieren a su lucha contra Google. Sus deudas de 1998 quedan relegadas a la séptima posición. Paradojas de la vida.

Reacomodamientos

Luego de las especulaciones ante eventuales cambios de gabinete, parecería que tales modificaciones afectarán a dos carteras: Salud y Agricultura, cuyos titulares son candidatos a diputado naciona por Tucumán y Chubut, respectivamente.


Daniel Scioli se mostró con Martín Insaurralde y hace campaña por el Gobierno.

Cuando las estrategias electorales sí importan, por Mario Riorda para La Nación.

El Gobierno apeló ante la Corte de los EEUU un fallo de aegunda instancia que la obliga a pagar US$1333M por la causa de los holdouts. Dicen que busca ganar tiempo o favor político norteamericano.

Moreno suspendió las exportaciones de harina por el faltante de trigo.

Dilma propuso un plebiscito para hacer una gran reforma política que incluye una reforma constitucional. La idea es convocar a una asamblea constituyente. Surgió luego de la reunión con los gobernadores. LN

Ofensiva diplomática de EEUU para atrapar al topo. Obama presiona a Rusia y a Ecuador para que entrguen a Snowden. LN

El Papa Francisco recibió al cacique Qom Félix Díaz, pormgestión de Adolfo Pérez Esquivel. Cristina Fernández no quiso recibir sus reclamos.

En Italia condenan al ex premier italiano Silvio Berlusconi a siete años de cárcel e inhabilitación perpetua por el Caso Ruby.

Apold

Hace unos años descubrí esta placa de bronce en la fachada de lo que eran los talleres del diario La Prensa, en Azopardo y Chile, y que ahora es la ochava de la esquina en donde se encuentran la redacción, la planta impresora y los archivos de centenario matutino que fundara José Clemente Paz.
"Roberto Núñez, caído por la afirmación de la libertad de prensa". No conocía el episodio por el cual el trabajador de prensa encontró la muerte. Sabía de la clausura y de la entrega del rotativo a la CGT por parte del Gral. Perón, pero ignoraba ese enfrentamiento.
"El inventor del peronismo. Raúl Apold, el cerebro oculto que cambió la política argentina", escrito por Silvia Mercado y publicado por Planeta, recuerda éste y numerosos otros episodios de la historia del peronismo desde la óptica de su relación con los medios y la comunicación política.

Mercado se centra en Apold para hacer una rigurosa autocrítica peronista de la relación con los medios, y trae una jugosa primicia como anexo documental: el plan de difusión, propaganda y contrapropaganda de la acción política del segundo gobierno peronista; semejante pieza de comunicación política no solamente era desconocida sino que al menos yo no conocía otra similar tan antigua.
Además de estar muy bien escrito, la autora -que conoce tan bien el oficio periodístico como el de relacionista pública- hace destacar las virtudes profesionales de Apold como lobbyista y comunicador social. Lo define varias veces como un RR.PP. y lo hace de una manera tan acabada que uno sospecha en que se inspira en algún personaje actual o a quien ella haya conocido acabadamente.
Si bien la investigación no es rigurosamente histórica, sino más bien periodística, prácticamente un ensayo, vale la pena leerlo. Es divertido y muy útil como ejercicio de aplicación de conceptos teóricos a la práctica profesional, política o no.
Ojalá haya más trabajos que, como éste, nos ilustren y eleven el análisis con una mirada ética.+

Prevén regular el lobby en Chile

Allamand y proyecto de lobby: "Es muy importante dejar claro cuáles son las distancias que tienen que haber entre los negocios y la política"

El ministro de la Segpres se reunirá con la Comisión de Hacienda de la cámara baja durante esta semana para impulsar ley que regula el lobby, después de una década de estancamiento en el Congreso.

por Pablo Cádiz Pozo - 16/06/2013 - 12:20
Esta semana el ministro de la Segpres, Cristián Larroulet, espera reunirse con los miembros de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados para agilizar la tramitación del proyecto de ley que regula las acciones de lobby
Con respecto a lo anterior, el candidato de Renovación Nacional, Andrés Allamand, señaló que espera que “podamos avanzar rápidamente en esta ley de lobby que se encuentra entrampada hace mucho tiempo y es muy importante dejar claro cuáles son las distancias que tienen que haber entre el mundo de los negocios y el mundo de la política, que tienen que tener una muralla China”. 
Relativo a las críticas de la oposición a que la ley no tenga registro de lobistas señaló que “es un tema que tendrá que verse en el debate legislativo. Yo he sido parlamentario, cuando hay voluntad del ejecutivo y de los parlamentarios para sacar una ley, esa ley sale adelante”. 
La motivación del gobierno es zanjar durante este año un debate en materia de transparencia, que se prolongue por diez años, después que en 2003 se hiciera un intento por parte del ex presidente Ricardo Lagos, de regular el lobby, el que, sin embargo, terminó estancado en el Congreso. 
La iniciativa tiene suma urgencia desde abril, pero está en trámite desde 2008. 
Asimismo, el ex ministro de Defensa sostuvo, en el marco de una visita que realizó con motivo del Día del Padre a Ricardo Soto, padre de 20 hijos,  que espera que se avance igualmente el proyecto de la franja electoral, y dijo que “yo creo de verdad que es una franja que se justifica. A mí me interesa que vaya a votar la mayor cantidad de gente en la primaria y esa franja ayudaría mucho a eso”. 
- - - - - -

Gobierno da impulso a ley que regula el lobby tras 10 años de estancamiento en el Congreso

Proyecto se destrabó la semana pasada, tras negociación de Larroulet y diputados de todos los sectores.

por F. Artaza, H. Córdova y J.M. Wilson - 16/06/2013 - 03:13 - LA TERCERA, 
Esta semana, el ministro Cristián Larroulet contempla reunirse con los miembros de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados. La idea del titular de la Segpres es agilizar al máximo la tramitación del proyecto de ley que regula las acciones de lobby.
El interés del gobierno es zanjar este año un debate en materia de transparencia que se prolonga por una década. En 2003 hubo un primer esfuerzo por regular el lobby, pero el proyecto enviado por la administración de Ricardo Lagos terminó estancado en el Congreso (ver recuadro). La iniciativa que se discute ahora está en trámite desde 2008 y el gobierno le colocó suma urgencia en abril pasado.
El proyecto de ley de lobby dio un importante paso el miércoles pasado, al ser aprobado en forma unánime por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Baja, tras un acuerdo entre el gobierno y la oposición que destrabó el debate.
En las negociaciones para alcanzar el acuerdo jugó un rol clave el diputado Jorge Burgos (DC), además de Marcelo Díaz (PS), Cristián Monckeberg (RN) y Edmundo Eluchans (UDI). Los parlamentarios fueron mandatados hace poco más de dos meses por los demás miembros de la Comisión de Constitución para consensuar cambios al texto que presentó el gobierno en mayo de 2012.
La principal discrepancia estaba en la eliminación del registro de empresas y personas que ejercen el lobby, tema considerado central para la oposición. La Moneda, tras evaluar algunas legislaciones internacionales sobre la materia, entre ellas la normativa de Canadá, llegó a la conclusión de que el registro de lobbistas había sido el principal escollo para sacar esta ley, pues la mayoría de ellos no estaban dispuesto a reconocerse como tales. Por este motivo, el Ejecutivo puso el énfasis en obligar a las autoridades a publicar las audiencias y conversaciones en las que fueran objeto de lobby.
El grupo parlamentario se reunió en cuatro ocasiones con el ministro Larroulet para analizar cambios al proyecto, como el que aumenta las sanciones por no cumplir la ley.
El gobierno, señala Burgos, se abrió a varias indicaciones. Entre las más importantes figura aumentar el número de autoridades que están obligadas a transparentar sus agendas, en el caso de que exista una acción de lobby.
Tras el acuerdo aprobado por la Comisión de Constitución, el proyecto incluye no solo a ministros, subsecretarios y parlamentarios, sino también a sus secretarios, jefes de gabinete y asesores a honorarios que incidan en la toma de decisiones.
La obligación se extiende a intendentes, gobernadores, jefes de servicios, consejeros del Banco Central, contralor general de la República, cores e, incluso, a los integrantes de las comisiones de expertos responsables de fijar las tarifas de servicios públicos.
La ley establece, además, la obligación de la Segpres de mantener actualizado semestralmente, en una página web, un registro de todas las audiencias solicitadas a autoridades de distintos poderes que tengan por finalidad promover un bien de interés particular determinado. Con esto se podrá, en la práctica, establecer un registro y ranking de todos los lobbistas.
El debate de la ley se cruza con la polémica que se produjo la semana pasada, luego de las acusaciones del ministro Jaime Mañalich respecto de que hubo lobby de los farmacéuticos sobre los parlamentarios para que rechazaran dos artículos en la Ley de Fármacos.
“Casos como el de las farmacias van a tener que ser completamente transparentes”, afirma Larroulet.
Según el ministro, el acuerdo alcanzado con los diputados recoge los principios y recomendaciones que hace la Ocde. De aprobarse esta legislación, Chile pasaría a ser el octavo país de la organización en regular el lobby.
Este miércoles o, a más tardar, la próxima semana, el proyecto deberá ser analizado por la Comisión de Hacienda de la Cámara, pues implica gasto público. Los diputados Pepe Auth (PPD) y Ernesto Silva (UDI) son considerados clave en la discusión, donde el gobierno mantendrá la suma urgencia. La idea es que la ley sea votada en julio en el hemiciclo de la Cámara, para luego pasar al Senado. En el Ejecutivo están conscientes de que la votación puede reflotar diferencias en el Congreso -al diputado Pablo Lorenzini (DC) no le “convence”- y seguir estancando su despacho. La decisión, sin embargo, es mantener el acelerador.

    Ajustarse a la vida

    La postal de hoy es un choque en el túnel en donde estuvieron las cuatro barreras de la calle Uruguay y Centenario, en el deslinde entre San Isidro y San Fernando, y el insuficiente llamado a tomar todas las precauciones a la hora de manejar. La madrugada de unsábado tiene olor a alcohol.+

    Un año sin papá



    "No se les turbé el corazón. Creen en Dios, crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, no les habría dicho que voy a prepararles un lugar. Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré y los tomaré conmigo para que donde yo esté estén también ustedes" (Jn 14, 2-3). 
    "Tomó luego una copa, dio gracias y dijo: 'tomen esto y repártanlo entre ustedes; porque les digo que, a partir de este momento, no beberé del producto de la vid hasta que llegue el Reino de Dios' ". (Lc 22, 17-18). 
    Emilio "Negro" Maurette (8/9/1929-9/6/2012)

    Felices todos

    Los 7 de junio son días que producen sensaciones ambiguas para mí.
    Porque me siento periodista y relacionista público a la vez.
    Periodista, porque mientras estudiaba Ciencias Políticas hice periodismo en La Nación. Antes y después también en Esquiú, La Voz del Interior, La Prensa, Carta Abierta, El Terrritorio, etc. Siempre hice  periodismo político, excepto en La Nación y en Esquiú, donde también hice de todo.
    De aquel tiempo es el testimonio fotográfico -creo que del Chapu Quiroga- en los tiempos en que con mi querido amigo Fernán Saguier constituíamos la yunta central de la zaga del equipo de la redacción. Hace unos días encontré esta foto genial.
    Ahora siento que sigo contando historias, como entonces. Cierto que en mi rol de fuente, pero con información, objetividad, seriedad y arte.
    Los dos contamos historias, como dos caras de una misma moneda. 
    Por eso, y más que nunca, ¡feliz día!
    Felices ustedes, que hacen periodismo; felices nosotros, los que colaboramos con ustedes en la construcción informativa de la sociedad. 
    Para qué el pueblo pueda saber de qué se trata.+



    Una nueva etapa profesional

    Luego de seis años de trabajo en Nidera (una de las experiencias más extensas en mi trayectoria), he conseguido que Cofco me contrate com...