lunes, 22 de agosto de 2011

Arraigo Rural



La ruralidad ha perdido glamour.
Los pueblos y las ciudades más chicas han visto a sus hijos marchar hacia las grandes urbes.
Allí se concentraron las más atractivas ofertas de trabajo, de crecimiento profesional y de entretenimiento.
En Main Street, la película cuyo trailer insertamos más arriba, estas realidades quedan muy bien reflejadas. No es el interior argentino, sino que es ni más ni menos que el sur norteamericano el que allí se plasma.
Esta historia narra sobre un pueblo que vivía del tabaco, donde el cierre de las pequeñas fábricas de cigarrillo dejó algunas mansiones que reflejaban ese pasado rutilante y a sus pobladores empobrecidos, frustrados. En eso, aparece un sujeto que propone un nuevo negocio, económicamente atractivo pero peligroso para la vida.
Inicialmente, el planteo es interesante porque busca objetivar los pros y las contras de esa nueva funcionalidad que no es ni más ni menos que el reconocimiento de su definitiva desertificación; la empresa se dedica al depósito de residuos tóxicos.
En noviembre de 2009, con ocasión de una serie de publicaciones en el diario el País de España sobre este problema, publicamos un post en Senderos que deja bien planteado el asunto y que es hoy tan vigente como entonces. Más allá de los precios de los commodities que, por sí solos, no resuelven nada.
Hacen falta pocas cosas para revertir el éxodo rural. Una de ellas es la conectividad. Es inadmisible que en la provincia de Buenos Aires haya enormes extensiones de campo sin señal de telefonía celular. No hay manera de hacer atractiva la vida moderna en esas pequeñas poblaciones, sin todo lo que implica ese flujo de datos e imágenes.
Tarde o temprano habrá que trabajar para recrear un modelo de vida alternativo al urbano.+

No hay comentarios: