Ir al contenido principal

¡Chau, MetroGAS!

Jardín Japonés
El jueves pasado, mis compañeros de la Gerencia de Asuntos Públicos de MetroGAS me invitaron a almorzar, como despedida de estos seis años de trabajo compartidos.
Encabezados por mi reemplazante, Jorge Montanari, Alejandro Lastiesas, Graciela García y Fabiola Rodrígues, no solamente me invitaron a almorzar al Jardín Japonés (ver foto), sino que me regalaron una camisa y una corbata divinas de Etiqueta Negra. Se mataron. Con Jorge, un economista que ya cumplió estas funciones en tiempos de Gas del Estado, la gestión estará garantizada.
Gajo del Ombú que se encontraba en donde actualmente se emplaza  la sede de la empresa

Ese martes había almorzado con los miembros del comité de dirección que encabezados por mi jefe, el director general, Andrés Cordero, fueron muy amables conmigo.
Contra lo que muchos piensan, fue muy difícil tomar la decisión de irme. Un buen jefe, buen equipo y un excelente clima de trabajo, además de una serie de desafíos permanentes que a esta altura uno ya maneja, son algo difícil de abandonar. Más aún cuando uno tiene 45 años y ya no anda corriendo los cien metros llanos, sino que se inclina por el maratón.
Pero la propuesta fue más que interesante: fue muy atractiva. Nidera es una de las diez empresas que más exportan y una de las veinte que más facturan de la Argentina; excelente gente, seria y profesional, y la necesidad de constituir el área, que ordenará a muchas acciones que hoy están dispersas en la Compañía en diferentes niveles. Pero habrá que esperar al 16 de mayo para tener más detalles de mi futuro profesional.
Hoy es mi intención homenajear a la empresa que mereció mi más larga permanencia.+
Edificio Ombú, de noche, visto desde la cochera de Azara

Comentarios